Esteban Batista no se hizo presente en esta doble ventana de eliminatorias debido a una lesión pero de todas maneras estuvo en el Palacio Peñarol apoyando a sus compañeros. El interno que defenderá a Nacional la próxima Liga Uruguaya de Básquetbol charló con Básquet Total de todo un poco.

“Me voy con un sabor agridulce por no haber podido estar con mis compañeros dentro de la cancha, no es lo más lindo para un jugador mirarlo desde afuera pero espero estar en buenas condiciones para lo que se viene”, comenzó diciendo Batista.

Claro esta que la presencia del pívot en la cancha se extraño: “No sé si la gente me extrañó, yo si extrañé estar dentro de la cancha. Lo más increíble es el marco de público que hubo, me da pena no haberle podido retribuir con un buen resultado porque nos vimos superados ante un gran rival y si bien las bajas incidieron un poco esto sigue y en setiembre se vuelve a jugar por lo que no hay que perder el foco”.

Salvando las distancias hablamos del proyecto Signorelli con el de Tabárez pero las distancias son enormes: “Lo del fútbol es único, es subirse a un carro que no tiene comparación. Lo que arrastra, lo que genera ese deporte es otra cosa, podemos imitar las cosas buenas pero para compararse estamos muy lejos. El fútbol es una potencia, nosotros estamos muy lejos, tenemos que trabajar muchísimo y con humildad pero de ahí a compararlo es otra cosa. El fútbol es muy grande y aparte fútbol es fútbol y básquetbol es básquetbol. Ellos están definiendo un Mundial y nosotros viendo si entramos a uno, de todas maneras hay que destacar que la gente acompaña sea el deporte que sea y es bueno para nosotros que tratamos de hacer lo mejor, pero no podemos comparar una cosa con la otra claro esta”.

Ahora habrá un nivel de juego diferente, sumamente superior: “Aumenta el nivel y va a ser más duro, como los jueguitos cuando subís de nivel y las complicaciones aumentan. Va a haber rivales más duros y vamos a tener que hacer la ventaja estando como locales, trataremos de hacernos fuertes acá que es a lo que aspiramos”.

Batista estuvo la pasada LUB en Welcome y ahora defenderá a Nacional: “Como jugador estoy contento, ilusionado, llegue a un club que trata de hacer las cosas muy serias y viene con un envión grande que les dio la pasada Liga. Estoy expectante de poder empezar a jugar y demostrar en cancha lo que se viene hablando. Mucho se habla siempre en la previa pero como siempre digo hay que demostrar y rendir adentro de la cancha”.

La figura de Esteban se ve no sólo en el deporte naranja sino que también se lo ve en la cocina ya que demostró su habilidad en un famoso programa televisivo de cocina: “Mi habilidad es solo para picar alguna verdura no más”.