Luciano Parodi fue el goleador de Uruguay con 19 puntos en la derrota ante Argentina en el cierre de la primera ronda de las eliminatorias, tras el cotejo Básquet Total fue en busca del testimonio del conductor.

A pesar de este final, se tuvo una muy buena primera fase, “Tuvimos una buena primera fase ya que terminamos con un récord de 4-2, creo que es un balance positivo. Nos vamos con una tristeza por lo que fue este partido pero nos tiene que servir para seguir trabajando en lo que viene”.

Dos partidos con dos planteles totalmente distintos los que se vieron en Olavarría y en Montevideo: “Eran distintos planteles y eso generó que se dieran partidos distintos también, una lástima que en este último caso nunca pudimos estar a la altura para competir pero no queda más ahora que seguir y pensar en lo que viene”.

Por lo general en las derrotas se habla de que fueron por las bajas: “Las bajas son muy sensibles para todos nosotros, tenemos que trabajar mucho para jugar con una intensidad alta que por momentos no la tuvimos y es algo que falta mucho en nuestro básquetbol”.

El tema intensidad es importante de tratarlo porque en esta segunda fase todos los partidos serán de altísimo nivel: “Hay que trabajar muchísimo en ese sentido, no es solo tener la intensidad en uno o un par de cuartos sino durante los 40 minutos de básquetbol y también va a ser fundamental tener a todos los jugadores disponibles para alargar el plantel y así buscar esa intensidad que queremos y debemos tener”.

Tanto la selección mayor como las formativas trabajan bajo un proyecto al mando de Marcelo Signorelli que de a poco viene dando resultados: “Tanto las selecciones formativas como la mayor están haciendo buenos procesos de trabajo, las cosas están organizadas. Cuando venimos a jugar acá estamos muy cómodos y por ahí lo que marca todo son los resultados pero esperemos nos ayuden”.

Con la euforia del mundial de fútbol, la gente también se hizo un tiempo para arrimarse al Palacio Peñarol y ver a la otra selección: “La gente acompaño y alentó en todo momento hasta el último minuto a pesar de saber que las cosas no cambiaban, hay que agradecerles a todos”.