Uruguay cayó ante Argentina en un partido donde se vio superado desde el arranque, pero mantiene vivo su sueño mundialista.

Resumen del partido

Un paso más hacia el sueño de llegar a China 2019, difícil ante una Argentina potenciada con todas sus figuras es cierto, pero nunca imposible cuando hay una selección uruguaya en cancha. A pesar de esto, el inicio del partido ya nos marcó la cancha, con una defensa en donde Garino anuló a Fitipaldo y el goleo celeste dependió exclusivamente de los muy buenos porcentajes de Parodi. Por su parte los albicelestes generaron primero desde el rompimiento de Campazzo para dar descargas cortas a Delía o el posteo de Scola que le ganó el duelo a Hatila. Cuando Uruguay fue a zona, nos castigaron con triples de los bases y Brussino para irse al primer descanso ganando 33-14. La rotación de Signorelli encontró un par de bombas de Marcos Cabot y un mejor reingreso de Calfani cayendo al aro, pero siempre muy exigidos por la intensidad defensiva del rival. Por su lado el “Oveja” tuvo muy buenos minutos de Luca Vildoza – que además defendió muy bien a “Fiti”- y siguió haciendo pesar a Scola en el poste bajo para estirar más su ventaja e irse al entretiempo 58-30 arriba.

El tercero fue más parejo, Pereiras se prendió en defensa y puso dos triples, logramos poner en juego al capitán. Del otro lado Argentina siguió jugando desde un Campazzo que se dedicó a generar y asistir, en un equipo que buscó siempre la ventaja de “Luifa” y se fue 80-51 al período final. El goleo bajó en los primeros minutos, pero de la mano de Laprovittola los albicelestes continuaron su dominio, mientras Hatila tuvo mucha actitud para pelearla abajo de los tableros y así conseguir algunos puntos más para Uruguay. Con Eric Flor encendido Argentina terminó de redondear un enorme triunfo 102-58 que nos clasifica al próximo hexagonal con 4 puntos, por debajo de Argentina y Puerto Rico que tienen 5, pero por encima de México y Panamá que arrastrarán 3 unidades, manteniendo vivo el sueño de llegar a China 2019.

UNO x UNO

URUGUAY

Parodi (8). El distinto. Fitipaldo (5). Agobiado por la defensa, trabajó mucho con poco resultado. Catalá (4). Superado. Calfani (4). Flojo al principio, le dejaron el tiro y lo sintió. Passos (6). Quiso y luchó, pero no pudo con Scola. Vidal (3). Lejos de su nivel. Cabot (5). Puso dos triples. Cumplió. Pereiras (5). Subió la intensidad y anotó de afuera. Izaguirre (4). Algo en defensa, no encontró gol. Iglesias, Borsellino (3). No aportaron. Zanotta (-). Pocos minutos. Signorelli (4). Era muy difícil, pero el partido se fue rápido y no encontró variantes para traerlo.

ARGENTINA

Campazzo (6). A media máquina complicó mucho. Brussino (8). Su tiro y versatilidad ayudaron a abrir el juego. Garino (8). Enorme defensa a Fitipaldo. Scola (10). El destacado. Delía (6). Aprovechó el juego y espacios que le dieron. Laprovittola (5). No destacó. Vildoza (7). Picante en ataque, firme en contención defensiva. Flor (6). Sus chispazos dan un extra. Giorgetti (5). Cumplió su rol. Fjellerup, Acuña, Saiz (5). Correctos. Hernández (8). Qué bien jugó Argentina! Muy intenso y solidario atrás, movilidad y juego colectivo con excelentes conceptos en ataque.

_______________________

Lo destacado

Con 38 años, Luis Scola es el líder de la renovación Argentina, que no tendrá una nueva Generación Dorada pero sí busca imitar valores y una línea de juego. Pero mucho más que el nombre o el capitanato, “Luifa” además sigue siendo desnivelante adentro de la cancha. Fue una pesadilla para su defensas anotando de mil formas cerca del aro, y también con algunas perlitas en asistencias. Vigente, entero, ver a Scola valió la pena. Destacado no, destacadísimo.

Lo distinto

Parodi marcó una clara diferencia dentro del equipo celeste, fue el jugador que más estuvo a nivel con el rival, el que sacó la cara por el equipo desde el inicio y que intentó siempre generar o anotar. Si bien el equipo fue claramente superado, es positivo ver que la cantidad de jugadores clase A de Uruguay se incrementa. “Nano” creció y esta temporada lo seguirá haciendo, y este tipo de carreras son las que ayudan al crecimiento de nuestra Selección.