En una noche marcada por una fuerte niebla, Bohemios venció a Auriblanco en un partido bárbaro 74-71 y sigue prendido arriba a un pasito de los líderes de El Metro. Una bomba bárbara de Camilo Antunez sobre el final fue el quiebre.

Resumen del partido

De arranque la visita estuvo mejor. Con Bernardo Barrera como figura y buen complemento de Bruni y Perdomo. Al local le costó anotar y no tuvo buenas ofensivas, por lo que Bohemios sacó rápidamente 12 puntos de ventaja. El debutante en la conducción técnica, Mauricio Rodriguez, no le encontraba la vuelta al encuentro. A pesar de ese mal arranque, Rod Goncalvez comenzó a ser importante en la pintura y un fulgurante ingreso de Nacho Pons, le permitió al “Papal” irse sólo cinco puntos abajo al final del primer chico. En el segundo apareció la figura de Facundo Terra. El base ingresó con todo ofensivamente y sumado a algunos puntos de Da Costa permitió que su equipo recupere la ventaja. De todas formas otra vez el Auri lo trajo con alguna bomba de afuera y se fue 9 abajo en un período donde llegó a estar hasta 15 abajo.

El segundo tiempo sería totalmente distinto. Auriblanco aprovecharía el envión anímico de ponerse en juego, y en un abrir y cerrar de ojos logró ponerse a sólo tres puntos. Rod Goncalvez se volvió incontenible para Pucket y Xavier, sumado a lo bueno de Pons, fueron acompañantes de lujo para la ofensiva local. El Auri llegó a pasar en el marcador y pareció que seguía de largo. Sin embargo, alguna bomba de Perdomo, y la aparición del extranjero de Bohemios en la noche, le permitieron a los de Kogan otra vez recuperar el mando en el electrónico. A falta de pocos minutos y con el encuentro igualado en 68, una bomba bárbara de Antunes le permitió a Bohemios sacar tres. Alguna mala decisión en ataque de Auriblanco sumado a libres embocados por la visita, puso la sentencia a un encuentro que se fue para la calle Gabriel Pereira.

UNO x UNO

AURIBLANCO

Sánchez (5): De menos a más. Xavier (6): Buen encuentro. Por una lesión no pudo jugar los últimos minutos. Piñeiro (5): Importante en el final, no tuvo un buen arranque. Jones (4): No fue su mejor juego. Muy superado. Goncalvez (8): El hombre de Auriblanco. Quizás tendría que haber sido aún mas buscado. Pons (7): Importantísimo desde el banco. No salió más. Comas (5): Buen juego, un error imperdonable en el cierre. Taibo (4): No gravitó. Erroizarena (-): Pocos minutos. Rodriguez (6): No pudo quedarse con la victoria pero dio buenas señales en su primer victoria.

BOHEMIOS

Perdomo (5): Una bomba importante en el cierre. Antunes (6): No fue su mejor partido. Un triple a falta de 25 segundos elevó su nota final. Barrera (6): Notable arranque, se fue cayendo. Bruni (6): Buenos minutos. Debe gravitar mas. Puckett (5): De menos a más. Terra (8): El Destacado. Da Costa (6): Una hundida que valió la entrada. NBA. Espinosa (6): Buenos minutos bancando a Rod. Trelles (4): No le entró una. Xavier (-): Pocos minutos. Kogan (7): Maneja bárbaro el plantel. Los jugadores responden. Tiene muchas variantes.

_______________________

Lo destacado

El jóven jugador de Bohemios entró bárbaro desde el banco. Ingresó y se adueñó de la ofensiva del equipo. Anotó, asistió, fue intenso en defensa y hasta tuvo una hundida bárbara en el segundo tiempo. Terminó siendo el goleador del equipo y visitó 10 veces la línea de tiros libres, dejando claro que fue un dolo de cabeza para toda la defensa de Auriblanco.

Lo distinto

La familia Xavier se tenía que juntar a ver el Uruguay-Portugal del sábado. Sin embargo, el viernes a la noche tenía una cita donde tres eran protagonistas. Rodrigo jugando para Auriblanco, Ignacio en Bohemios y Pedro, el padre de ambos siendo el ayudante técnico del equipo marrón. En el final del partido se dio una jugada donde Rodrigo cayó tras doblarse el tobillo; su padre Pedro se tuvo que aguantar las ganas de acercarse y confirmar que estaba todo bien. A lo lejos, así miraba. Un partido de Metro, en familia…

Galería de Fotos