Capitol venció como visitante a Olivol Mundial y sigue en lo más alto de El Metro. El equipo de las cinco estrellas se sigue mostrando como una de las gratas revelaciones del torneo.

Resumen del partido

En el comienzo de la octava fecha de El Metro se veían las caras Olivol Mundial y Capitol, dos equipos que venían de obtener resultados dispares en la última jornada. El primero tenía como antecedente más fresco la derrota sufrida ante Cordón en condición de visitante, mientras que el segundo, en su casa, había superado en un final apretado a Unión Atlética. Los dirigidos por Fernando Medina saltaron a la cancha con Iván Arbildi, Diego Silva, Nahuel Santos, Gastón Romero y Dwayne Curtis. Por su parte, los comandados por Diego Cal comenzaron con Matías Lado, Santiago Pereira, Juan Wenzel, Agustín Zuvich y Gene Teague.

El encuentro disputado en la Bombonerita de Millán y Sitio Grande presentó un inicio sumamente equilibrado, en el cual no se sacaban diferencias en el tanteador. Ambos equipos tenían una premisa clara, lastimar en la zona pintada, el local por intermedio de Dwayne Curtis y la visita a través de Eugene Teague. Con el correr de los minutos, los del Prado fueron realizando una serie de ajustes defensivos sobre el extranjero rival, que sumado al buen aporte ofensivo de Agustín Zuvich les daba la posibilidad de abrir la primera ventaja de la noche. Con un buen ingreso desde el banco de suplentes de Martín Garay, más lo que brindaba Iván Arbildi en la conducción, Olivol consiguió rápidamente equilibrar las acciones, disimulando de buena manera la baja de Curtis, que con dos faltas personales tuvo que abandonar el rectángulo de juego en el arranque del segundo cuarto. Sobre el cierre de la primera mitad, apareció la figura de Mauricio Gallo, que con cinco puntos consecutivos fue importante para que el “Capi” se volviera a escapar en el electrónico. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el visitante al frente en cifras de 38 a 28.

En los primeros compases del complemento, los dirigidos por Fernando Medina mostraron una mayor intensidad a la hora de defender en primera línea, siendo importante para ello Suárez y Arbildi, que además lideraban al equipo en ofensiva. No obstante. cuando el dueño de casa logró achicar la brecha, poniéndose a seis unidades, el “Postre” Pereira y Gallo se encargaron de volver a poner las cosas en su lugar con un parcial de 7-0. Sobre el final del tercer periodo, el locatario se volvió a poner en partido, sobre todo gracias a lo que aportaba Curtis en el poste bajo. Sin embargo, nuevamente los dirigidos por Diego Cal supieron cortar de raíz la reacción de su adversario, teniendo como principales exponentes a Teague y Zuvich en la zona pintada. En los primeros minutos del último periodo, los de la calle Hermanos Gil se dedicaron a administrar una renta que oscilaba entre los ocho y diez puntos, diferencia que pudo neutralizar Olivol Mundial, que a falta de 1:16 se llegó a colocar a un doble (67-69). Una bandeja exquisita de Wenzel y un 2+1 de Zuvich, terminaron de inclinar la balanza a favor de la visita. Finalmente, Capitol se quedó con la victoria por 78 a 73 y de esa manera se mantiene en lo más alto de la tabla de colocaciones de El Metro con un balance de 6-2, habiendo perdido en cancha únicamente un partido.

 

UNO x UNO

OLIVOL MUNDIAL

Arbildi (7): De lo mejor del local, aportó gol y generación de juego. Silva (2): Irreconocible, por momentos fue contraproducente para su equipo. Romero (3): Muy flojo comienzo, vio casi todo el resto del partido desde afuera. Santos (3): No pudo pesar en ataque, faltó de confianza. Curtis (6): A pesar de haber terminado como goleador, no fue un buen juego del extranjero, perdió más de lo que ganó contra Teague. Suárez (7): Aportó mucho en ataque y en defensa, junto con Arbildi fueron lo líderes de la reacción del último cuarto. Garay (6): Luego de un arranque impreciso se fue acomodando, buena mano de cuarta distancia. López (3): Flojísima performance del capitán fusionado, se dedicó más a protestar que a jugar. Andrade (4): No pudo ser solución, le faltó soltarse un poco más. Medina (4): Cambió el quinteto inicial de partidos anteriores buscando soluciones, sin embargo, con el diario del lunes, le erró a dichas variantes. No encontró en ningún momento como frenar al juego interno de Capitol.

CAPITOL

Lado (6): Mucha solidez en la conducción del equipo, el más cerebral de todos. Pereira (7): Aportó gol exterior cuando su equipo más lo precisaba. Wenzel (6): Se encargó de llenar varios casilleros en su estadística personal, puso una bandeja clave en el minuto final. Zuvich (8): Fue determinante en ambos costados de la cancha, importante en el inicio y cierre del encuentro. Teague (7): En líneas generales terminó ganando su duelo personal con Curtis, logró disimular la diferencia física con buenos movimientos de piernas. Gallo (6): Un revulsivo desde el banco de suplentes, no jugó más porque se cargó de faltas. Bosca (4): No repitió actuaciones anteriores, pasó desapercibido. Acosta (5): Entró para darle descanso a Lado, no desentonó. Martínez (-): Pocos segundos en cancha, Cal (8): Muy buena planificación defensiva, gran manejo del plantel.

_______________________

Lo destacado

Si tenemos en cuenta los partidos ganados en cancha, Capitol sería hoy en día el único líder del torneo. Los de la calle Hermanos Gil muestran noche a noche una gran solidez, tanto en ataque como en defensa. Cada uno de sus jugadores tiene bien en claro cual es el rol que ocupa dentro del andamiaje y eso convierte a los del Prado en una de las gratas revelaciones de El Metro. En el triunfo de hoy ante Olivol Mundial, se destacó el juego colectivo, a pesar de que por momentos Teague y Zuvich fueron las figuras. Cuando los internos fueron bien defendidos, aparecieron Wenzel y Pereira en el perímetro, más la desfachatez de Gallo desde el banco. Además, Diego Cal fue un gran director de orquesta, manejando bien la rotación de su plantel y encontrando variantes defensivas para contrarrestar las virtudes de su rival.

Lo distinto

Antes de arrancar el juego y cada vez que había un minuto de tiempo en la Bombonerita de Millán y Sitio Grande, se pudo observar a un montón de niños divirtiéndose, mientras lanzaban al aro. Aquellos que prestamos atención a ese momento, pudimos ver con la camiseta número 12 de Olivol Mundial a un chico que se destacaba sobre el resto, con un muy buen manejo de balón y técnica impropia para una persona de su edad. Al preguntar el nombre del chiquilín se nos dijo que era Jayde Curtis, el hijo de Dwayne, extranjero del fusionado. Además, nos enteramos que ya forma parte del plantel de mini, así que se lo puede ver los domingos a la mañana defendiendo la camiseta del mundialista.