Goes derrotó a Nacional 65-56 en un partido caldeado y cerró la primera vuelta entre los cuatro mejores.

Últimos 40 minutos para ambos de la primera rueda en un choque en la previa parejo entre dos planteles con realidades similares en este torneo y con el objetivo de entrar llegar a semifinales. En el local, Andrés Antúnez salió con Martín Lecot, Piero Manfredi, Martín Quiroga, Mauro Miranda y Santiago Vázquez. Por su parte, Gustavo Reig mandó a la cancha a Federico González, Álvaro Midaglia, Christian Alcieri, Joaquín Castro y Martín Coito.

Mejor inicio Misionero que defendió de buena manera, bloqueó bien los rebotes ante un rival con aro cerrado y corriendo supo poner un temprano 7-0. Nacional cambió la cara rápidamente, con defensas y corridas empezó a ganar en confianza, en transición jugó con otra calma y lo pudo revertir con parcial de 11-2 para pasar a dominar las acciones con Vázquez y Miranda pesando en el bajo. El aliento de la parcialidad tricolor le dio otro condimento al juego, pero los de Antúnez perdieron orden en la rotación y esto lo aprovechó perfectamente el rival, con gran cierre de Alcieri para irse 19-13 arriba al término del primer cuarto.

Si bien el Bolso puso dos bombas de movida en los segundos diez minutos para descontar, se volvió muy desprolijo, no supieron resolver ante defensa plantada y no pudieron correr. Goes lo aprovechó y sin ser una maravilla de a poco se fue animando a romper la defensa rival con penetraciones o con penetraciones y descargas para estirar la diferencia a 12. Con el correr de los minutos los dueños de casa se fueron encontrando con su juego y luego de un tiempo muerto corrigió atrás, volvió a correr y cerró el chico a 4 con la mano caliente de Ruíz, que puso dos triples, incluido uno de la mitad de la cancha.

En un muy mal cuarto tricolor, los de Reig supieron tomar hasta 8 de ventaja. Pero los de La Blanqueada apelaron a las ganas y jugando cada pelota a muerte, con destellos de calidad de Miranda, pudieron descontar a 4 contagiando a la gente afuera. Sin embargo, un triple de Midaglia despertó a los suyos, buenos minutos de los perimetrales para volver a romper la defensa rival. Miranda encontró un doble sobre la hora y dejó un score de 51-45 a favor de la visita de cara al último cuarto.

Nacional mantuvo la entrega y fue más efectivo en defensa marcando en zona 2-3. En ataque fue permanentemente abajo y le dio resultado, supo descontar a 1 con chances para pasar que no supo aprovechar. Ambos se contagiaron del clima caldeado de afuera con un arbitraje desprolijo subiendo la temperatura del partido. Apareció un triple de Midaglia en momento caliente para que el Misionero saque 4 y esto le puso un freno al local que se malhumoró y se llevó un par de técnicas ante un arbitraje que perdió las riendas del partido. Los del Parque levantaron en defensa y volvieron a correr pero no capitalizaron con puntos. Los libres afuera también los comprometieron de cara al final del partido, Goes seis arriba a dos del final. El Misionero con más calma mantuvo la ventaja, a los de Antúnez no les entró el tiro de afuera y se frustraron. La diferencia terminó siendo indescontable y el ambiente caldeado terminó por darle un final que no se merecía este partidazo. Descalificado Miranda en el cierre que fue denunciado por menoscabo e insultos. Posteriormente y cuando todo parecía terminar en paz con ambos planteles saludándose un entredicho entre Piñeiro y Lecot generó un tumulto general entre jugadores y algunas personas de afuera que nada tenían que hacer ahí. Afortunadamente fueron más quienes intentaron separar que quienes provocaron y el incidente no pasó a mayores.

Puntazo para Goes que en esta primera parte del torneo, cumplió su misión de estar entre los cuatro. Álvaro Midaglia fue el goleador con 20 seguido de Christian Alcieri con 17 y Lorenzo Gutiérrez con 14. En Nacional, Mauro Miranda puso 17 puntos, secundado por Juan Ruíz y Martín Quiroga con 12.