Malvín se quedó con el triunfo ante Biguá por el Torneo Sub 23 y ahora es el único invicto, con un equipo que fue más como tal.

El partido más esperado, el choque entre los dos invictos de la serie LUB tenía cita en el Juan Francisco Canil, casualmente en la última fecha de la primera rueda. El playero, dirigido por Horacio Martínez, saltó a la cancha con Lucas Capalbo, Nicola Pomoli, Juan Diego Cabillón, Theo Metzger y Sebastián Pereira; por su parte los de Villa Biarritz abrieron con Hernán Álvarez, Dennis Blazina, Santiago Russi, Marcos Geller y Juan Martín Cajelli, con la dirección técnica de Alejandro Ramos.

El primer cuarto fue de paridad absoluta, el “Pato” jugando siempre desde Álvarez y encontrando triples en Russi y Geller, mientras Malvín repartió más el juego y tuvo a Cabillón como figura, muy bien conducido por Capalbo en el inicio y Rivas después, más un buen ingreso de Coelho para irse al primer descanso ganando por mínima, 22-21.

El juego decayó en los segundos diez, los del “Chato” Martínez no pudieron quebrar una defensa de Biguá que cambió en las cortinas directas y se cerró para evitar rompimientos, y apenas Marcio Rivas y Sebastián Pereira pudieron anotar. Si bien al “Pato” lo complicó la zona del local, con un enorme pasaje de Ángel Arévalo con 12 puntos pasó a ganar y se fue al entretiempo 39-34 arriba.

Ambos equipos defendieron intenso, estiraron la presión y el goleo se mantuvo bajo. Malvín encontró un encendido Theo Metzger, bien acompañado por Cabillón, y la doble base Capalbo-Rivas le dio mayor intensidad en la primera línea. A pesar de esto, la visita generó desde rompimientos y encontró puntos cerca del aro con Cajelli, más un par de bombas de Álvarez y Russi. Un doble sobre la bocina de Nicolás Maurno puso el 55-52 para Biguá antes del último descanso.

El último comenzó mejor para los de Villa Biarritz, pero rápidamente el playero pasó a dominar jugando transiciones que encontraron puntos de Pomoli, o buscando a Metzger en el poste bajo. El juego se hizo punto a punto, Biguá abusó por momentos del tiro exterior pero fue justamente con una bomba de Hernán Álvarez qué pasó por mínima a falta de poco más de un minuto para el final. Nicola Pomoli puso libres -primeros dos y luego otro- y en la recarga Marcio Rivas colocó una tapa con valor de partido, fue cortado, metió un libre y Cabillón se quedó con un rebote fundamental, convirtiendo ambos libres para garantizar el triunfo de Malvín 76-72 y ser, ahora sí, el único invicto del Torneo Sub 23.

En el ganador se destacaron los 18 puntos de Theo Metzger, 16 de Juan Diego Cabillón, 14 de Nicola Pomoli y 12 de Marcio Rivas. Los goleadores de Biguá fueron Hernán Álvarez y Santiago Russi con 18 y 15 unidades respectivamente.