Verdirrojo venció en la hora a Welcome con libres de Silvio Rolando en una nueva fecha del Sub 23.

Frío en la ciudad pero no en el gimnasio de Verdirrojo. El conjunto local y Welcome nos regalaron un partido bárbaro por el Torneo Sub 23.

El arranque del juego tuvo al local mejor. Con un buen arranque ofensivo de Lucas Rodríguez y siendo intensos en defensa, los dirigidos por Ignacio Ortega dominaron los primeros minutos. Welcome empezó a calibrar ofensivamente de la mano del Mono Rocha y sumado a buenos aportes de Nacho Mendia logró pasar en el marcador e irse 18-17 arriba los primeros diez.
En el segundo Lucas Rodríguez siguió imparable. El 15, además, contó con la ayuda de Silvio Rolando, quien fue un compañero de lujo en ataque para que el local recupere la ventaja. Por el lado de la visita, el tiro de tres puntos comenzó a ser un arma vital, y con cinco triples casi que consecutivos, luego de estar hasta seis abajo, volvió a pasar en el electrónico. De todas formas, Lucas estaba imparable y permitió que el Verdi se vaya tres arriba al descanso largo. El partido definitivamente era muy parejo.

Y el segundo periodo llegó para ratificarlo. Lucas Rodríguez siguió siendo el arma ofensiva de su equipo y no le pesó. Tomó infinidad de tiros pero con un enorme porcentaje, y casi que el partido siguió parejo exclusivamente por lo que hicieron él y Silvio. Welcome siguió con buen porcentaje de tres puntos y el partido fue siempre de una posesión. El equipo dirigido por Federico Gómez, bancó el partido desde ahí además de muchos robos de balón en primera línea, lo que les permitió definir sin exigencias. El último cuarto arrancó con los dos equipos con chances de llevarse el punto. Lucas y Silvio por el local y el Mono por Welcome fueron las figuras en un encuentro con alto grado de acierto en ofensiva. En el mejor momento de los de la calle Prusia y cuando habían sacado 6 puntos de ventaja con solo 3 minutos de juego, una serie de infantiles errores y casi que regalando el gol fácil a la visita , le permitió a Welcome igualar el marcador. Rodríguez era mejor marcado y Ángel Gómez decidió que era buen momento para convertirse en figura. Libres de Lucas le dieron la ventaja a Verdi cuando el partido entró en el último minuto. Pero la respuesta también desde la línea simple de Nacho Mendía igualó el juego en 88 con 45 segundos en el reloj. Sin embargo, Silvio Rolando tenía guardada una para el final. Se mandó hasta abajo y sacó la falta. Con sangre helada y con 3 segundos en el electrónico, puso dos libres claves que significaron la ventaja definitiva para poner el 90-88 con el que terminaría el encuentro.