Stockolmo derrotó como local a Tabaré por 61 a 59 y cosechó su cuarta victoria en El Metro. Los del Prado remontaron una desventaja de quince puntos en el segundo tiempo.

Resumen del partido

En el gimnasio Héctor Domínguez se veían las caras Stockolmo y Tabaré, dos equipos que venían de sufrir derrotas, el primero ante Olivol Mundial y el segundo frente a Colón. Los del Prado llegaban en mitad de tabla con un récord de 3-3, mientras que su rival de turno se ubicaba en la penúltima colocación, con un balance de 1-5. Los dirigidos por Juan Carlos Zaballa saltaron a la cancha con Adrían Bertolini, Maximiliano Nobile, Luis De León, Facundo Ferreira y Christopher Gabriel. Por su parte, los comandados por Carlos Barrios comenzaron con Gonzalo Rivas, Gonzalo Díaz, Federico Miller, Emiliano Serres y Tiel Daniels.

El encuentro presentó un comienzo netamente favorable al conjunto visitante, que con un buen trabajo ofensivo de Emiliano Serres y Federico Miller, lograba abrir una prematura ventaja de 13 unidades (17-4). El equipo local no encontraba fluidez en ataque y para colmo, perdía una cantidad industrial de balones, sobre todo por intermedio de Facundo Ferreira. Sobre el cierre del primer periodo, Stockolmo pudo realizar algunos ajustes en defensa, mientras que en el otro costado del rectángulo encontraba la figura de Christopher Gabriel en la zona pintada, lo que le daba la posibilidad de achicar la diferencia en el electrónico. El segundo cuarto fue realmente pobre, en el cual ambos equipos cometieron muchos errores, muestra de ello fue la cantidad de pelotas que se perdieron en el primer tiempo, un total de 26. Dentro de dicha mediocridad, fueron los del Parque Batlle los que consiguieron predominar. Con Tiel Daniels como estandarte, bien secundado por Gonzalo Díaz, lograron sacar una renta superior al doble dígito. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 34 a 21.

En el inicio de la segunda mitad se pudo observar un cambio radical en la actitud de los dirigidos por Juan Carlos Zaballa. Con una buena intensidad defensiva, sumada a los buenos minutos en cancha de los juveniles de Biguá, Sebastián Vechtas y Mauricio Arregui, les permitía ponerse en partido rápidamente. No obstante, los comandados por Carlos Barrios supieron sobreponerse a la reacción de su adversario, colocando un parcial de 13-4 de la mano de un encendido Serres. Finalizando el tercer periodo, Tabaré sacaba la máxima de 15 puntos (49-34), lo que parecía encaminar la victoria. Sin embargo, el dueño de casa no se dio por vencido y con un exuberante arranque del último cuarto, lograba emparejar las acciones. En dicho pasaje fue determinante el excelente trabajo colectivo, principalmente en el aspecto defensivo, bien complementado en ataque por Gastón Cavalli y Adrián Bertolini. Un doble de Vechtas a falta de 37 segundos, ponía al frente a los de Camino Castro y Pena por 61 a 59, quedando una última ofensiva para la visita. Serres tomó la opción de buscar un doble atacando el aro, con la mala suerte, que de la nada apareció Gabriel, que le puso una tremenda tapa, para darle la victoria a Stockolmo. Con el triunfo ante Tabaré, la “S” alcanzó su cuarta victoria en el torneo y se suma al lote de escoltas que tienen los líderes de El Metro.

UNO x UNO

STOCKOLMO

Bertolini (6): Importante en la reacción del segundo tiempo, no estuvo fino desde el perímetro. Nobile (5): No repitió actuaciones anteriores, defensivamente dio una gran mano en el complemento. De León (4): Le costó defender a Miller, en ataque no pudo soltarse. Ferreira (6): Tuvo un arranque flojo con varias pérdidas, en el cierre elevó considerablemente su rendimiento. Gabriel (7): Cuando recibió la bola en el poste bajo marcó diferencias. Vechtas (7): Gran ingreso desde el banco, anotó un doble decisivo para el triunfo de su equipo. Cavalli (5): Le costó meterse en el juego, cuando lo hizo aportó su cuota de gol exterior. Amaral (3): No fue solución, se hizo cobrar un técnico tontamente en el peor momento de Stockolmo. Arregui (5): Los pocos minutos que estuvo en cancha no desentonó. Zaballa (6): Luego de un primer tiempo nefasto, logró cambiar radicalmente el trámite con un par de decisiones acertadas, tanto en defensa como en la rotación del plantel.

TABARÉ

Rivas (4): No brindó la seguridad que suele dar en la base. Díaz (3): Peleado con el aro, perdió varias pelotas, muchas de ellas por desconcentración. Miller (5): Alternó buenas y malas, terminó saliendo por quinta en el final del juego. Serres (6): Fue determinante en el comienzo tanto en ataque como en defensa, se fue apagando con el correr de los minutos. Daniels (7): Las pocas veces que lo habilitaron bien fue desnivelante en la pintura, por momentos controló de buena manera a Gabriel. Varela (6): Buen aporte del juvenil del “Indio”, desfachatez a la hora de tomar decisiones. Pernas (5): Se prendió en defensa, en ataque se lo vio algo impreciso. Retamoso y Castroman (4): En el poco tiempo que estuvieron en cancha no lograron influir en el juego. Marotta (-): Pocos segundos en el rectángulo. Barrios (5): Planificó bien las cosas en el arranque del partido, sobre todo en defensa. En el complemento su equipo se quedó sin ideas y no encontró soluciones para revertir el mal momento de sus dirigidos.

_______________________

Lo destacado

Lo destacado en la noche del Prado fue la defensa de Stockolmo en la segunda mitad del juego. Luego de haber tenido un flojo primer tiempo, tanto en el costado ofensivo como en el defensivo, los dirigidos por Juan Carlos Zaballa salieron a jugar el complemento con otra actitud. Cada vez que le llegaba la bola a Daniels en el poste bajo, inmediatamente era rodeado por dos o tres hombres del equipo local. Nobile y Vechtas presionaron en toda la cancha a los bases rivales, lo que provocó que Tabaré perdiera unas cuantas pelotas en el traslado. Como frutilla de la torta, la última defensa del partido, en la cual Gabriel leyó perfectamente lo que iba a intentar Serres y le colocó un gorro criminal, que terminó de cerrar el juego a favor de los de Camino Castro y Pena.

Lo distinto

El Metro se caracteriza por ser un torneo muy apasionante y parejo, en donde generalmente, los partidos no suelen ser muy vistosos técnicamente hablando. En la noche de hoy, en la primera mitad se pudo observar un trámite, que si lo viera una persona que no está metida de lleno en el basket uruguayo, hubiese pensado que estaban practicando otro deporte. En los primeros 20 minutos de juego, entre los dos equipos perdieron 26 pelotas, 13 cada uno. En Stockolmo, Facundo Ferreira y Christopher Gabriel perdieron 4 cada uno, mientras que en Tabaré, Emiliano Serres cosechó 5 entregas. En el segundo tiempo, el conjunto local logró bajar la cantidad de pérdidas, algo que no pudo imitar el elenco visitante. Lo que vimos en el Prado más que lo “distinto”, terminó siendo lo “negativo”.