Nicolás Catalá tendrá su debut en la selección mayor siendo titular, a pesar de sumarse recién en esta última etapa al proceso. Básquet Total conversó con el alero sobre su momento y lo que se viene con la celeste.

“No la esperaba la citación para ser honesto. Creí que podía llegar a venir pero el año que viene con más certeza. Por temas del deporte se dio que se tuviera que buscar otros jugadores y por suerte surgió mi nombre”, empezó diciendo Nicolás sobre el llamado y continuó refiriéndose a la experiencia de sumarse a los trabajos en el CEFUBB: “Lo viví a pleno desde el primer momento, intentando aprender más que nada la ética de trabajo que tienen los mejores y el por qué están ahí, como entrenan día a día.”

Sobre el sistema de juego, el alero se adaptó rápidamente: “Me siento cómodo dentro del sistema. Tengo la confianza plena del cuerpo de trabajo y mis compañeros. Desde el primer día me trataron como a uno más y les agradezco por eso.”

La semana pasada el equipo viajo a Chile, con las bajas de Batista y Calfani, para jugar sus primeros amistosos. Al respecto contó: “Sacamos cosas positivas. Pudimos agarrar un poco de ritmo y roce. Pero por sobre todo sirvió para unir al grupo y conocernos mejor.”

Consultado sobre su aporte al equipo, Nicolás reflexionó: “Lo que traigo es intensidad, corrida de cancha y algo de tiro exterior. Mi rol es más que nada puramente defensivo. Ser vocal y muy activo atrás y adelante soltarme dentro del sistema que jugamos y cuando me queden los tiros abiertos meterlos. Si eso pasa podría ayudar a abrirle la cancha a jugadores como “Fiti” (Bruno Fitipaldo), Parodi o Vidal para que tengan más espacio para generar el juego.”

Catalá nos habló de la ventana clasificatoria que Uruguay jugará entre jueves y domingo: “Lo estamos viviendo con mucha intensidad y responsabilidad. Sabemos que es una chance divina de poder acercarnos un paso más al sueño del Mundial. Son dos partidos durísimos. Paraguay de local se va a hacer fuerte y Argentina ya sabemos lo que es. Hay que tener un juego casi perfecto para sacarles el punto. Pero este mismo equipo con alguna diferencia de plantel ya supo ir de visitante y robarlo allá. Así que sabemos que se puede y nos hemos preparado para eso.” Al respecto del objetivo para la doble fecha dijo:“El objetivo es ganar primero el jueves en Paraguay. Eso es imperativo. De hacerlo, vendríamos con viento en la camiseta para darle un buen cachetazo a los argentinos de local. Esa es la idea.”

Para terminar, consultamos al jugador de Trouville sobre la escasez de jugadores en su puesto, algo de lo que se ha hablado bastante durante este proceso de selección, y nos dio su visión: “Creo que lo principal es el tema de la altura. Los aleros internacionalmente rondan entre los 2 metros y 2.05. Acá en Uruguay no tenemos otra que a esa gente mandarla a jugar al 4 y al 5, porque no hay gente de talla más grande que eso. Entonces los aleros que hay solemos ser más pequeños comparados con el resto. Es claro que hay un déficit en la posición.”