San Lorenzo de Calfani derrotó a San Martín de Corrientes y puso la serie 3-2 a su favor. Si gana el próximo viernes alcanzará el tricampeonato.

En un polideportivo colmado, el Cuervo arrolló y volvió a tomar las riendas de una serie que parecía complicada. El correntino casi no fue rival, el elenco de Boedo fue un verdadero ciclón ya desde el arranque y logró irse al descanso largo 27 puntos arriba. El complemento estuvo de más, si bien el dueño de casa llegó a ganar hasta por 31 puntos de diferencia; en el último período a la visita le dio para maquillar un tanto el resultado (77-60).

Volvió la tranquilidad, el bicampeón retomo la senda del triunfo y se puso a 40 minutos de consagrarse como tricampeón. Para ello, el próximo viernes deberá obtener una victoria nada menos que en Corrientes.

El artiguense Mathias Calfani llegó desde el banco y sumó algo más de 17 minutos en los cuales registró 8 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia.