Damián Blazina fue la gran figura de Miramar en el triunfo ante Auriblanco. El número 1 del “Monito” tuvo una gran noche y Básquet Total fue en busca de su testimonio.

“Principalmente queríamos ganar como sea, ya que habíamos perdido dos partidos en el cierre de manera increíble, por lo que nuestro primer objetivo era ganar y después tratar de corregir los errores que veníamos teniendo sobre todo en ataque, estar intensos en defensa y de ahí ir llevando el juego”, comenzó diciendo el conductor.

Para el conjunto de la calle Santiago Gadea era necesario como el agua el triunfo: “No arrancamos muy finos, ellos nos colocaron un parcial de 10-2 y tuvimos un mal porcentaje de triples en el primer tiempo, terminamos 3/17 o una cosa así. Después pudimos correr la cancha, se nos abrió más el aro y logramos sacar diferencias”.

A pesar del mal arranque, con el correr de los minutos se fue afinando la puntería y se terminó con score abultado: “Pudimos ganar por esa diferencia debido a que se nos abrió el aro, pero nos tenemos que enfocar en la defensa y en correr la cancha que es nuestro fuerte”.

Miramar trabaja en el día a día y de ahí se delimitaran los objetivos: “Nosotros de ahora en más vamos a ir partido a partido y con el paso del campeonato iremos viendo para que estamos”.

El cambio de extranjero previo al inicio del campeonato quizás fue un cambio raro para el club, pero el equipo está bien y sueña en grande: “El equipo está muy bien y nos proponemos a estar entre los ocho equipos de arriba para poder zafar de la zona baja y después ir viendo que es lo que sucede juego a juego”.