Matías Lado fue uno de los puntos altos que tuvo el conjunto de Diego Cal en la victoria de Capitol ante Auriblanco en el escenario de este último. Tras el cotejo el base dialogó con Basquet Total.

“La verdad es que estamos felices. Veníamos a buscar el punto sabiendo que ellos estaban necesitados, esta es una cancha que siempre es complicada para cualquier equipo. En el primer tiempo fue bastante parejo el juego y recién en la segunda parte pudimos sacar una renta que nos dio tranquilidad y que supimos manejarla cuando ellos nos arremetieron. Recién en el último cuarto pudimos liquidarlo” fueron las primeras palabras del extenuado jugador negriblanco.

La diferencia en el marcador llamó la atención a propios y a extraños, a esto se refirió el base: “La realidad es que no. Uno siempre se imagina ganando el juego, llevándose el punto siempre. Después, como sale, no es lo importante. Si se gana en la hora o por 20 vale lo mismo. Lo realmente importante es si se hicieron las cosas bien, como estaban planeadas. En los momentos en los cuales Auriblanco se vino, se puso duro, lo supimos manejar y eso nos da para seguir creciendo en este campeonato”.

Capitol venía de perder ante Bohemios en su casa tras extender el cotejo a cinco minutos más. Sobre la preparación del juego siguiente a este tipo de derrotas Lado manifestó: “La calentura del perder y de ver como se nos escapó el partido pasado, luego de haber ido al alargue es lógica y es normal pero la verdad es que quedamos conformes con la entrega que hicimos y con el buen juego que venimos realizando. Tenemos mucha confianza en el laburo de Diego (Cal), en el del profe, en el nuestro, en el de todos y en base a eso nos aferrramos en cada partido para poder llevarnos el punto”.

En el encuentro pasado no solo no lograron quedarse con la victoria si no que además perdieron a un pilar fundamente en este plantel como lo es Héctor Silva: “Sabemos que Héctor es un jugador fundamental para nosotros, muy importante en la rotación, en el equipo y el otro día llegamos al alargue gracias a sus libres en un momento complicado y asumió la responsabilidad ya estando lesionado. Ahora seguramente no contemos con él por un par de semanas así que hay que buscarle la vuelta. Diego trabaja en eso, le dio minutos a Rodrigo Martínez y lo hizo bien. El mellizo (Mauricio Gallo) jugó de cuatro y cumplió y tal vez por momentos nos quedó un equipo más bajo pero más ágil. Habrá que acoplarnos y lo que no nos puede pasar es perder la brújula, perder el juego y sobre todo la intensidad defensiva”. 

Desde afuera se puede ver a un Lado comprometido con la causa, que disfruta cada anotación y que se malhumora cuando las cosas no salen: “Se me había dado en dos oportunidades anterior en las cuales Capitol me había querido y por diferentes motivos mi llegada se había visto imposibilitada. Este año se dio, Diego me llamó, estaba Juan Wenzell que nos conocemos de Trouville, hay un lindo proyecto que me gustó, vinieron jugadores como Agustín Zuvich y el “postre” Pereira que son fenómenos. Está Lucas (Bosca) que es de acá, Héctor (Silva) que es un monstruo y la realidad es que disfruto mucho todas las prácticas y cuando el grupo está bien y las cosas fluyen se hacen las cosas mucho más fáciles y es más divertido jugar”.

“Estamos para ir partido a partido, luchando y tratando de obtener los puntos necesarios para estar entre los ocho de arriba” fueron las últimas palabras del base que terminó con 13 puntos, 7 asistencias y 5 robos.