Facundo Terra asumió la conducción de Bohemios en la victoria del marrón ante Capitol en la calle Hermanos Gil. El base fue pieza clave en el equipo de Edgardo Kogan y tras el encuentro dialogó con Básquet Total.

Terra comenzó destacando la importancia de haber conseguido los dos puntos: “Era importante esta victoria porque Capitol viene invicto a pesar del pico pendiente, pero fue un equipo que ganó bien cuando lo hizo. Fue un rival duro, pero supimos administrar la diferencia a pesar de las complicaciones al final. Unas desatenciones nuestras nos costaron el alargue pero ahí lo supimos cerrar metiendo a Ben (Puckett) un poco más en el juego”.

Consultado sobre las claves de la noche, Facundo realizó un análisis rápido y certero de como se fue dando el encuentro: “La intensidad defensiva fue clave al igual que correr la cancha, como solemos hacer siempre porque sabíamos que ellos iban a abusar del tiro, que fue lo que hicieron, queríamos que eso pasara y rebotear para salir rápido corriendo con Agustín (Da Costa), por ejemplo, que es muy atlético. Yo hacerme cargo de la conducción y correr para que cuando llegue, ya esté Camilo (Antúnes) o Martín (Trelles) abiertos, prontos para tirar”.

Bohemios se caracteriza por ser un equipo que posee una mixtura entre la experiencia y la juventud. Respecto a esto afirmó: “Con Camilo siempre jodemos y dice que es un juvenil más, que tiene 23. El siempre intenta jugar a nuestra medida, hoy se encargó de correr al “Postre” Pereira con 33 años por toda la cancha y hay que destacarlo. Todos dicen “ya está viejo, no le da”, pero hoy se encargó de marcarlo y pasar por todas las cortinas. Hizo un excelente partido”.

Capitol, al igual que todas las canchas del metro, suele ser un escenario complicado. Igualmente para el base esto no es excusa: “Lo importante es ganar en todas las canchas, de local y de visitante. Al ganar en otra cancha puede generar algo extraño porque tal vez no era lo esperado. Nosotros seguimos teniendo la cancha suspendida, tendremos que jugar afuera, pero sabemos como jugar y ganarle a cualquiera sin importar la cancha”.

El equipo de Pocitos a priori no parece estar dentro de los candidatos, a pesar de esto ha demostrado en estos tres encuentros que hay potencial para luchar por algo grande pero siempre con los pies sobre la tierra: “Los partidos hay que ir jugándolos y ver los resultados que se van dando. Nosotros como equipo proponemos un proyecto, no el ascenso inmediato, si se da, es porque se hicieron las cosas bien. Pero esto es un proyecto, tenemos jugadores que tienen 22 y 23 aproximados pero hay más chicos aún. Sabemos que vamos a ir mejorando con el correr de los partidos, queremos llegar al final del torneo y si tenemos chances de ascender mejor”.