Cordón derrotó como local a Auriblanco por 79 a 58 y cosechó su tercera victoria en la misma cantidad de presentaciones. Al perder el invicto 25 de Agosto y Unión Atlética, los de la calle Galicia son los únicos punteros de El Metro.

Resumen del partido

En la calle Galicia se veían las caras dos equipos que tuvieron un comienzo de campeonato totalmente opuesto. Cordón venía de cosechar dos triunfos en sus primeras dos presentaciones, mientras que Auriblanco, fue derrotado en el par de partidos que había disputado hasta el momento. Los dirigidos por Diego Palacios saltaron a la cancha con Nicolás Bartesaghi, Gerardo Fernández, Federico Della Mea, Cristian Modernell y Dida Pereira. Por su parte, los comandados por Nicolás Rabino iniciaron con Nicolás Comas, Andrés Piñeiro, Iñaki Erroizarena, Ignacio Pons y Rod Goncalves. La terna arbitral la conformaron Nelson Infante, Martín Rial y Nicolás Revetria.

El encuentro disputado en el gimnasio Julio Zito presentó un arranque bastante impreciso, en el cual ambos equipos tenían algunos inconvenientes a la hora de anotar, aunque tenían en claro que las ofensivas debían ser culminadas en la pintura a través de los brasileros, Dida Pereira en el elenco local y Rod Goncalvez en el conjunto visitante. En los últimos tres minutos del primer periodo, con un par de bombas del “Lalo” Gerardo Fernández, Cordón colocó un parcial de 9-0, que le daba la posibilidad de abrir una ventaja de diez unidades (18-8). En el inicio del segundo cuarto, Auriblanco realizó algunos ajustes en defensa, que sumado al goleo de Andrés Piñeiro e Iñaki Erroizarena, les permitía equilibrar rápidamente las acciones. Sin embargo, luego de un minuto de tiempo solicitado por su entrenador, los de la calle Galicia volvieron a tomar el control del juego, siendo importante para ello el buen aporte desde el banco de Alejandro “Pepusa” Pérez, que en el poste bajo victimizaba a Ignacio Pons. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 39 a 27.

En los primeros compases de la segunda mitad se pudo observar un trámite bastante parejo, en donde un equipo buscaba por todos los medios concretar una reacción, mientras que el otro tenía como principal objetivo mantener la diferencia a su favor en el electrónico. El “albiceleste” cargaba en la pintura por intermedio de Pérez y Dida, por su parte, el “papal” dañaba con los lanzamientos de cuarta distancia a través de Andrés Jones y Rodrigo Xavier. Un doble de este último sobre el final del tercer periodo, generó una polémica, ya que Infante lo había anulado, pero posteriormente y luego de una charla entre los jueces, Rial lo terminó convalidando. La reacción del banco de suplentes locatario no se hizo esperar y la misma fue sancionada con una falta técnica. Los dirigidos por Nicolás Rabino aprovecharon dicha situación y lograron ponerse a cinco puntos, lo que hacía pensar que el juego podría llegar a tener un cierre interesante. Sin embargo, con “Pepusa” y “Lalo” como principales estandartes, los comandados por Diego Palacios respondieron con un contundente parcial de 12-0, que les permitía sacar una renta de 17 unidades (67-50), que sería lapidaria para las aspiraciones de Auriblanco. Finalmente, Cordón se quedó con la victoria por 79 a 58 y de esa manera se mantiene invicto con un balance de 3-0.

UNO x UNO

CORDÓN

Bartesaghi (6): Correcto en la conducción, algo impreciso en los lanzamientos a distancia. Fernández (8): ?? para el “Lalo”, que fue determinante para abrir la primera ventaja. Della Mea (6): Muy sólido, sobre todo en el costado defensivo Modernell (7): Gran predisposición a la hora de atacar el rebote, muy buena lectura de juego. Pereira (7): Siempre rendidor, tuvo una linda batalla con su compatriota Goncalves. Pérez (9): El Destacado. Planells (5): Sigue sin poder soltarse en ataque, en defensa dio una mano. Martinis (4): Falto de confianza a la hora de tomar decisiones. D’Jellatian (6): Buenos minutos de descanso para Dida. D’Angelo, Arellano y Vila (-): Poco tiempo en cancha. Palacios (7): Manejó a la perfección la rotación del plantel, poniendo en cancha a los jugadores que estaban rindiendo a buen nivel.

AURIBLANCO

Comas (3): Abusó demasiado del tiro exterior, cuando se veía que no era su noche Piñeiro (4): Mucho amor propio, poco discernimiento a la hora de tomar la mejor opción para el equipo. Erroizarena (3): Al igual que Comas, tomó varios lanzamientos y con muy poca efectividad Pons (3): Irrelevante en ataque, ampliamente superado en defensa. Goncalvez (7): El único titular de Auriblanco que estuvo a la altura de las circunstancias, tuvo un lindo duelo con Dida Pereira. Sánchez (6): Buen aporte en el poco tiempo en el que permaneció en cancha. Xavier (4): Había tenido un par de acciones interesantes en ataque, tiró todo por la borda con una antideportiva y un técnico. Jones (5): Mucha rebeldía, importante en la reacción de su equipo. Gentini (3): No pudo influyó en el juego. Taibo (4): No pudo ser un revulsivo desde el banco de suplentes. Rabino (3): En ningún momento logró que su equipo se sintiera cómodo con el trámite, demoró demasiado en mandar a la cancha a Jones y Sánchez.

_______________________

Lo destacado

En la noche de hoy el destacado salió desde el banco de suplentes. Alejandro “Pepusa” Pérez, capitán y jugador referente de Cordón tuvo una gran actuación, plasmando en el rectángulo de juego todos sus atributos ofensivos, lanzando de cuarta distancia, realizando movimientos en el poste bajo y hasta regalándole a los presentes en el Julio Zito una hermosa jugada, en la cual con un “up and under”, al mejor estilo Hakeem Olajuwon en la década de los 90 en la NBA, sacó a pasear al “Cacho” Andrés Jones. El número 4 del albiceleste terminó el juego con 19 puntos y 5 rebotes, en los casi 27 minutos que estuvo en cancha.

Lo distinto

El año pasado, Auriblanco disputó El Metro por primera vez y como ficha extranjera apostó por un pívot brasilero, llamado Rod Goncalves. El hombre llamaba la atención por su prominente cabellera, que prácticamente tapaba el número de la camiseta de lo extensa que era. Debido al gran suceso que tuvo el pívot paulista en la temporada pasada, los de la calle Princivalle decidieron contratarlo nuevamente para afrontar la presente edición del torneo de ascenso. Los hinchas del “papal” se llevaron una gran sorpresa cuando vieron que Rod tenía el pelo corto, ya que eso podía provocar que perdiera sus superpoderes. Sin embargo, Goncalves sigue siendo el mismo de siempre, tal vez con algún kilo de más, pero que en este caso puede ser beneficioso a la hora de chocar con internos más pesados.