Aguada se quedó con el clásico Sub 23 con un equipo casi totalmente juvenil, y tras el triunfo conversamos con Agustín Ramírez, una de las figuras del rojiverde.

Al respecto de poder jugar un partido ante Goes, Agustín nos contó: “Para mí era el primer clásico, y juego hace cuatro años en Aguada. Es muy lindo jugar por el clima que se da por ser el clásico rival, y más ganarlo”.

Sobre el partido en sí, el escolta comenzó explicando que: “Nunca habíamos jugado, no nos conocíamos mucho”. También habló de las claves del gran inicio del aguatero: “Pudimos jugar ordenados, entraron bombas de afuera, y controlamos el contraataque de ellos”.

Luego de irse al entretiempo perdiendo, Aguada mejoró durante el tercer cuarto y volvió a dominar el trámite. “Rama” comentó lo conversado con Germán Cortizas durante el descanso: “Nos ajustamos al juego ofensivo de ellos, darle espacio para que no nos penetre a Alcieri, que nos ganaran tirando de afuera”.

El equipo jugó bien y se destacó por los buenos porcentajes en el tiro exterior, poniendo 12 triples, cuatro de su autoría: “Siempre que Nacho (Ignacio Núñez) emboca lo tratamos de buscar, y cuando yo emboco me buscan a mí. Con Elías (Rosas) o Leo (Margosián) lo mismo. En algunos partidos no se nos dio, pero ayer (clásico de juveniles) y hoy pudimos mejorar esa lectura”.

Tras la partida de cinco jugadores al Metro, el rojiverde afronta el Torneo Sub 23 con jugadores de sus formativas, y Agustín hace una lectura optimista de esto: “Es complicado, pero a los demás también se les fueron jugadores. El torneo es casi juveniles contra juveniles con algún Sub 23. Está bueno, te da más minutos y sirve un montón para mejorar”.