El Torneo Sub 23 se ve marcado por la partida de jugadores al Metro a partir de esta fecha. ¿Cómo afecta al torneo? ¿Qué equipos salen beneficiados o perjudicados en la competencia?

Si pensamos en el desarrollo de los jugadores, la jugada parece ideal: los más maduros van a potenciarse al Metro, mientras los que les siguen asumirán un rol mayor en sus propios clubes, lo cual les ayudará a crecer.

Pero si vamos a lo deportivo, la fase LUB del torneo cambia radicalmente ya que no son pocos los jugadores que desde el pasado lunes defienden otros colores en el torneo de ascenso, y obviamente los equipos que más piezas “pierden” son los líderes invictos, Biguá y Malvín, con 7 y 5 respectivamente.

El “Pato” prestó a cuatro de sus titulares (Couñago, Jones, Rojas y Arregui) y a tres relevos de lujo (Ortega, Vechtas y Grolla), al tiempo que el playero cedió tres iniciales (Pereira, Díaz, Serres) y sus dos principales recambios (Acosta y Erroizarena). Claro está que ambas instituciones también son las que mejores juveniles pueden tener para desarrollar durante este tiempo. Lucas Capalbo, Rodrigo Coelho y Juan Diego Cabillón, ya venían teniendo buenos minutos en el equipo del “Chato” Martínez; mientras en Villa Biarritz seguramente saltarán a la cancha los Nicolás -Andreoli y Maurno- y crecerá el protagonismo de Hernán Álvarez.

Si buscamos quiénes salen ganando para este importante tramo de la competencia, seguramente Defensor Sporting, Nacional y Trouville sean los más beneficiados. Si bien fusionados y tricolores tienen a Comas y Lewis ya jugando Metro, ellos prácticamente no jugaron con el equipo Sub 23, por lo que no los podemos considerar una baja. Además ambos equipos han cosechado buenos resultados y aparecen en un segundo grupo de aspirantes a clasificar a semifinales.

Sabido es lo del rojo de Chucarro, donde sus Sub 23 no fueron autorizados a jugar el ascenso y su plantel se fortaleció con el retorno de Juan Galletto, ya recuperado de su lesión. Los de Pablo Morales deberían afirmarse en esta etapa como el candidato que eran en la previa a pesar de su escasez de jugadores en puestos interiores.

Goes se ha mostrado como rival duro, especialmente de local, y habrá que ver si los del “Colo” Reig sienten la baja de Borrallo. Wohlwend ya no estaba jugando y el misionero tiene buenas variantes en el perímetro para disfrazar su ausencia.

Yendo al clásico rival, Aguada, parece ser uno de los equipos que más sentirá este cambio. Magnone, Santos, Rodríguez y Castro dejaron el equipo, sumado a Britos que estaba temporalmente. Sin dudas que los juveniles Ignacio Núñez y Agustín Ramírez deberán dar un paso adelante, y el rojiverde volverá a dar lugar a otros sub 23 de la institución como Gonzalo Cruz.

Olimpia perdió a tres de sus figuras, Viana, Nobile y Agustín Martínez, así como Urunday Universitario a dos (Suárez y Miller) al igual que Hebraica Macabi (Viotti y Girbau). Los últimos partidos ya han marcado variantes, como por ejemplo el liderazgo ofensivo de Mauro Domínguez en el macabeo y el crecimiento de Morena, Fontes y Machado en el estudioso. Por el lado de Colón los dirigidos por Mario Enrich habían tenido un excelente arranque y habrá que ver cómo se acomodan ahora en esta nueva realidad del torneo.

Entre los equipos de la parte baja de la tabla las buenas noticias están en Ariel y La Vía. Es que en vez de perder suma a un jugador, ya que Nahuel Lemos retorna a Sayago y potenciará a un equipo donde los juveniles han sido fundamentales desde el inicio.

Verdirrojo, Atenas y Welcome no pierden jugadores pero sin dudas buscarán aprovecharse de las bajas de los demás para lograr triunfos y entreverarse en la tabla de posiciones.

Si bien la fase Metro/DTA no pierde jugadores reglamentariamente, ya que al seguir en sus clubes todos pueden seguir participando, también es cierto que los jugadores que tengan minutos importantes en la rotación del primer equipo seguramente dejen el Torneo Sub 23, o al menos reduzcan su participación en el mismo. Habrá que ver en este caso si Bohemios o Unión Atlética, ambos invictos, se emparejan con los demás o siguen despegados del resto.