Tabaré arrancó con el pie derecho un Metro en el que aspira a grandes cosas. Tras el partido, Agustín Cabillón, importante en el triunfo del Indio, dialogó con Básquet Total.

“Como todo debut, tiene sus cosas de ansiedad que al principio se sufren un poco. Estamos hace mucho tiempo entrenando, a Emi (Serres) y a Gonchi (Díaz) que llegaron tarde, entonces al no venir jugando juntos, más ansiedad nos daba todavía. Yo me perdí gran parte de la preparación por una lesión que me tuvo medio jodido. Pero arrancamos bien y es importante”, comenzó diciendo respecto al debut.

Agustín destacó la importancia de que el equipo mantenga una base y se conozcan: “Es una ventaja. Hace un año no jugábamos juntos pero después de un rato ya te acostumbrás de nuevo a sacar las mañas que tiene cada uno. Estoy contento con el resultado sobretodo. Obviamente hay mucho para mejorar, es el arranque. Este torneo es corto, ahora el viernes de nuevo hay que salir a matar y para eso estamos”.

La juventud y la intensidad lo llevó a Tabaré a quedarse con el partido anulando a su rival con el correr de los minutos: “Tenemos un equipo largo. Los sub 23 del club dan una mano gigante, hoy varios jugaron muy bien y otros que no jugaron y también están para entrar, incluso los que no estuvieron citados. Hay un nivel muy parejo en el equipo y eso nos hace estar intensos todo el partido, que los que entren nos den frescura y que estemos preparados los 40 minutos”.

También tuvo palabras para el extranjero Tiel Daniels: “Se lo ve muy comprometido con el equipo. En ataque tiene muy buenos movimientos y por momentos nos costó encontrarlo, pero cuando aparece lastima. Hay momentos en los que no aparece y tampoco se ofusca, colabora en defensa, es muy intenso. Estamos muy conformes y esperemos que siga así”.