Cerramos la ronda de entrevistas previas al Metro con Edgardo Kogan, flamante entrenador de Bohemios, quien nos contó cómo se vive el inminente arranque torneo por la calle Gabriel Pereira.

¿Cómo evaluás la preparación del equipo para El Metro?

La verdad se verá en la cancha, y en la medida que transcurra el torneo sabremos cuán efectiva fue la preparación. Estamos entrenando en función de nuestros lineamientos de juego y conceptos, que compartimos con Pedro Xavier y Mauricio Márquez, buscando un crecimiento colectivo e individual.

¿Cómo ves al club luego del descenso?

Los “golpes” como el descenso enseñan y no hay que dramatizarlos. Empezamos un proyecto nuevo con jugadores muy jóvenes. En ese sentido, pretendemos darle una continuidad con lo que venía haciendo Diego Frugoni, independientemente de los resultados deportivos.

¿Qué importancia le dan al Torneo Sub 23, teniendo en cuenta que gran parte del equipo lo está disputando?

Le damos mucha trascendencia, teniendo en cuenta que es parte de un proceso. Tomamos los partidos como preparación para El Metro, por cómo está conformado nuestro equipo. En Sub 23 siempre respetamos una filosofía y una forma de jugar, esperamos plasmarlo en el campeonato que arranca.

¿Qué análisis haces del plantel?

Es toda gente del club, incluso nuestras fichas mayores como Martín Perdomo y Camilo Antúnes. El “Gatito” pasó a ser ficha recién este año, y Antúnes es un líder positivo, que está rejuvenecido y va a hacer un gran torneo. Además sumamos a Bruni por Álvarez, que nos puede dar variantes que no teníamos.

¿Qué te llevó a elegir a Benjamin Puckett como extranjero?

Es un jugador hecho y maduro, que puede mejorar a sus compañeros. Además lo conocía por haberlo tenido y sabía que con él se acortaban los plazos de inserción a nuestro básquetbol, que a veces resulta traumático. Se adapta perfectamente a las necesidades del equipo.

¿Cómo ves el formato del torneo?

La forma de disputa del torneo es nueva para los equipos de El Metro, pero ya la conocíamos de la Liga. Se vive con un estrés importante, porque se juega todo en 13 juegos. Nos estamos preparando para este desafío. Lo más importante es aprender a jugarlo y sacar lo mejor de nosotros para afrontarlo.

A priori les tocó un fixture complicado, con visitas de riesgo. ¿Cómo se proyectan ustedes?

Esto es juego a juego. No hay canchas fáciles, incluso algunas no tienen la mayor comodidad. Son todos juegos decisivos, que nos pueden permitir estar en la zona de arriba y luego ver qué posibilidades tenemos. No podemos mirar más allá del primer partido con Stockolmo, que es un rival que tiene buenos jugadores, con experiencia en el torneo. El primer juego siempre es complicado de planificar por la falta de antecedentes del rival, pero vamos a llegar bien.

¿Cuál es el objetivo de Bohemios?

El objetivo es un proyecto deportivo, con diez jugadores que tienen un gran potencial, a los que se suman los que vienen de abajo. Queremos darle una continuidad a ese proceso y El Metro es un trampolín para poder acceder a jugar cosas más importantes, pero siempre proyectándonos a un futuro deportivo mejor que el que tenemos hoy en día. Si se agregan éxitos deportivos, bienvenidos.

¿Quiénes te parece que van a pelear por el título?

No hay candidatos. El torneo es muy parejo, con todas canchas difíciles. Además van variando las localías y una situación de lesión o suspensión puede cambiar todo. No veo un favorito claro, podemos presumir equipos con más potencial, pero está muy parejo. Decir un candidato es demasiado arriesgado y lo que importa es llegar bien al debut.

¿Quiénes crees que son los tres jugadores que quedan afuera del Mundial de Rusia 2018?

Valverde, Urretavizcaya y Gastón Silva. Ojalá el fútbol nos tenga a todos los uruguayos felices.