Pablo López habló con Basquet Total luego de la consagración de Malvín por quinta vez en su historia.

El entrenador playero comenzó diciendo: ”Fue clave tener paciencia en el recambio de extranjeros, algunos fueron demasiado tarde, otros por necesidad y no por convicción, además tuvimos mucha suerte con Harper Kamp, que nos calzó al dedillo”.

López resalta el laburo colectivo, siempre: ”En Malvín es todo trabajo de equipo, hay muchísima gente que nos ayuda y es invisible, se revalida eso todo el tiempo, nadie sobre el equipo, cada uno en su rol, yendo para adelante y empujando”.

Sobre la situación de Souberbielle, dijo: ”Marcel es muy hincha, por suerte se formó con nosotros, tuvo su experiencia universitaria que es de vida y deportiva también. Cada vez asume un rol más grande. Una lástima por la lesión, pero estoy seguro que se va a recuperar para volver a estar en la cancha”.

Para cerrar habló del posible retiro de Mazzarino, con un mensaje entre líneas: ”Es una decisión abosolutamente de él, voy a respetar lo que decida. Lo que siempre le digo a los jugadores grandes que me toca dirigir es que si se retiran no pueden volver, deportivamente le sobra paño para seguir, nosotros abusamos de su calidad”.