De la mano de un Curry imperial, los Warriors doblegaron a Houston y una vez más están en la final de la NBA.

Houston Rockets 92 (3) Golden State Warriors 101 (4)

El juego tuvo un inicio similar al de los anteriores partidos. Los Rockets dominaron las acciones con un Harden inspirado. Llegaron a manejar diferencias de dos dígitos en ese comienzo donde el actual campeón no encontraba su mejor versión. Gordon y Capela secundaron la accion de la Barba, y disimularon en ese arranque la baja de Chris Paul. De esta forma Se fueron al descanso largo 11 puntos arriba.

Sin embargo poco duró la alegría. Los Warriors se convirtieron en una aplanadora a partir del segundo tiempo. De la mano del dos veces MVP, Stephen Curry, comenzaron a quebrar la defensa texana y encontraron un juego ofensivo fluido. Un parcial de 33-15 en el tercer periodo permitió pasar en el marcador manejar el juego. Los Rockets erraron 27 triples seguidos que fueron lapidarios para sus intereses. Los de Steve Kerr manejaron el juego y sumado a Curry, Durant fue buena figura para llevarse el juego y llegar por cuarta vez consecutiva a la final de la NBA.

El goleador del juego fue Kevin Durant con 34 unidades mientras que James Harden anotó 32. Stephen Curry coqueteó con el triple doble , anotando 27 puntos, repartiendo 10 asistencias y tomando 9 rebotes . Además metió 7 triples.