Cleveland Cavaliers venció como local a Boston Celtics e igualó a dos triunfos por bando las finales de la Conferencia Este. En los de Ohio fue determinante la actuación de LeBron James.

Luego de disputados los tres primeros partidos de la serie, quedó en claro que los dos equipos son muy fuertes jugando en condición de local y que cuando salen de su zona de confort bajan considerablemente su rendimiento. Hasta el momento, todos los juegos habían sido muy desparejos, con diferencias que no están acordes al nivel de uno y otro.

Los dirigidos por Tyronn Lue saltaron a la cancha con George Hill, J.R. Smith, LeBron James, Kevin Love y el canadiense Tristan Thompson. Por su parte, los comandados por Brad Stevens comenzaron con Terry Rozier, Jayson Tatum, Jaylen Brown, Marcus Morris y el dominicano Al Horford.

El encuentro disputado en el Quicken Loans Arena de la ciudad de Cleveland ante algo más de 20.000 espectadores, presentó un comienzo favorable al dueño de casa, que con un buen aporte en la pintura de Tristan Thompson y de J.R. Smith en el perímetro, lograba abrir la primera ventaja de la noche. Tal y como ocurrió en el game 3 del sábado pasado, el elenco visitante tuvo un arranque muy flojo en defensa, mientras que en ataque no encontraba la fluidez habitual. Como si esto fuese poco, sobre el final del primer periodo apareció en todo su esplendor la figura de LeBron James, que con un par de anotaciones seguidas le daba a su equipo la posibilidad de sacar una diferencia de 16 unidades (34-18).

De a poco, los de Massachusetts se fueron metiendo en el partido, sobre todo gracias al trabajo de Terry Rozier y Marcus Morris, lo que le permitía achicar la brecha en el electrónico. No obstante, en el cierre de la primera mitad volvió a ser decisivo LeBron, que convertía prácticamente todo lo que lanzaba. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 68 a 53.

En el inicio del complemento se pudo observar un trámite bien marcado, en el cual Cleveland buscaba mantener el control absoluto de las acciones y en donde Boston intentaba por todos los medios concretar una reacción que lo pusiera a tiro de su rival. De la mano de un encendido Jayson Tatum, siendo agresivo en el ataque al aro, los dirigidos por Brad Stevens conseguían colocarse a ocho puntos (62-70). Con buenos minutos desde el banco de suplentes de Kyle Korver y Larry Nance Jr, los comandados por Tyronn Lue volvían a gozar nuevamente de una renta de quince unidades.

En los primeros minutos del último periodo con Jaylen Brown como estandarte, los Celtics intentaron realizar un último esfuerzo. Sin embargo, los de Ohio se mantuvieron muy firmes y con un par de bombas al hilo de James, lograron cerrar el juego sin mayores inconvenientes. Finalmente, los Cavaliers se quedaron con la victoria por 111 a 102 y de esta manera igualaron las finales de la Conferencia Este a dos triunfos por bando.

El próximo miércoles en el TD Garden se llevará a cabo el sexto encuentro de la serie, mientras que en la jornada de mañana en Oakland se disputará el game 4 de las finales del Oeste, que tienen a los Warriors 2-1 al frente sobre los Rockets.

CLE: LeBron James 44 puntos y 5 rebotes, Kyle Korver 14 tantos, Tristan Thompson 13 unidades y 12 rebotes.

BOS: Jaylen Brown 25 tantos y 6 rebotes, Jayson Tatum 17 puntos.