La ronda de notas con técnicos de El Metro arranca en la Ciudad de la Costa. Hasta allá fuimos y hablamos con el entrenador de Lagomar, Gustavo Sande.

-Mantienen una base respecto al año pasado, ¿se busca mantener la idea de juego de la DTA o cambiar con las nuevas incorporaciones?

Tratamos de que el equipo mantenga las mismas características. Vamos a volver a jugar sin un cinco natural porque desde el punto de vista desde el extranjero, es difícil de encontrar uno que sea bueno porque es muy caro, los presupuestos son muy cortos, el nuestro es muy acotado y con eso intentamos armar este año. La ficha extranjera es un ála-pivot, pero que nos va a tener que dar cosas ahí adentro. Por la conformación del plantel, la versatilidad va a ser un tema en el equipo y obviamente que en la pintura vamos a tratar de buscar la ventaja con el jugador que tengamos porque mantenemos parte de lo que fue el equipo del año pasado. A mí me gusta ese tipo de básquet, siempre lo intento de imponer con mis equipos. Tratar de que el jugador piense, de que desarrolle, pasarle la mayor cantidad de información y que el resuelva adentro de la cancha. No revelar demasiado, jugar un pase más, pero sobretodo ser muy intensos a la hora de defender. Eso se aplica en tercera donde nos dio un salto de calidad importante, donde perdimos solo un par de partidos sobre el final, pero marcamos una diferencia con el resto y eso es lo que queremos mantener. Yo creo que en El Metro se puede hasta ver mejor, hasta sacar ventajas de ese juego porque los jugadores que teníamos en tercera eran de mucha calidad y en El Metro la van a mantener. No nos va a afectar mucho el cambio de divisional, porque apostamos a defender duro y a correr. Eso se da perfectamente en El Metro.

-¿Qué nos podés contar de Gonzalo Álvarez, un jugador poco conocido para nuestro medio?

Sumamos gol con la llegada de Gonzalo Álvarez y nos da esa versatilidad. Es un alero de dos metros, potente, con buena capacidad de salto. Es capaz de jugar de “4” para sacar una ventaja. Sumamos calidad al equipo desde ese lugar y mantenemos un tono defensivo, que es interesante, y la altura que no es un dato menor. Va a ser un equipo alto para El Metro.

-¿Pensás qué tenés un plantel balanceado con la llegada de los nuevos?

Es un poco la idea. Al no haber un presupuesto largo yo diría que es un plantel que no creo que sea corto, desde la experiencia capaz que sí. Hay una serie de pibes del club, que quieren sumar, que quieren aparecer. Nosotros tenemos un plantel en el que van a ser siete sub 23, comparativamente con el año anterior bajó el promedio de edad en una forma considerable.

-El año pasado usaste mucho a los pibes, ¿la idea es esa también?

A medida que se vayan ganando los minutos le vamos a dar la chance. Nosotros con el tema particularmente de Larrea, no trajimos un jugador para taparlo, tratamos de que él tenga un lugar. Va a ser el recambio natural por ejemplo de Javier (Álvarez). La idea es proyectarlo aún más, yo creo que ha crecido con respecto al año anterior. Por el lado de Juan (Pereyra), nosotros pretendimos mantenerlo. Ha demostrado mucha entrega, mucho sacrificio, ha evolucionado mucho su juego. Está intentando cambiar su posición en el campo y eso le llevó un período de tiempo. Yo creo lo está haciendo bien, lo está adaptando, ha entrenado mucho su tiro exterior y lo ha mejorado, entonces obviamente que vamos a recurrir a él como un jugador más dentro de la rotación. Yo siempre fui claro, hay jugadores que van a jugar, otros que van a rotar y otros que van a entrenar; y tal vez alguno alcance la toalla. Todo eso lo tienen claro ellos y el rol pasa por ese lado.

-Brian Moultrie es el nombre del extranjero, ¿qué conocés de él?

Es un extranjero que dentro del presupuesto que maneja el club tratamos de que nos aporte cosas. Teníamos prácticamente liquidado el tema del extranjero (Alston) y a último momento cuando tuvo que firmar contrato se cayó, era un jugador que veníamos siguiendo hace tiempo. Luego tomamos otra opción que también estaba en los planes, que viene de un básquetbol diferente, nunca pisó Sudamérica, siempre jugó en Europa. Viene de salir campeón en Finlandia, ha repetido en Francia, ha tenido buenos números. Es un jugador más probado, 30 años, casi dos metros, pero que tiene una versatilidad que es la que buscamos. Atlético, que pueda jugar de frente y de espaldas, puede salir picando la pelota, me parece que puede darnos cosas. Si es todo lo que nosotros tratamos de investigar y los juegos completos que le logramos ver, él va a asumir y buscamos sobretodo esa posibilidad de segundo tiro y ese juego interno que nos permita liberar un poquito los bases y que podamos jugar más sueltos.

-¿Con qué expectativas afrontás este torneo?

Sinceramente con las mejores. Reconocemos que dentro de un campeonato donde participan 14 equipos, tal vez el presupuesto nuestro esté alrededor del décimo. Yo estoy muy conforme con el equipo que se logró formar, con los jugadores que renovaron. Hemos hecho un esfuerzo y un compromiso general para que el club obviamente permanezca en la divisional, pero nosotros tenemos expectativas más altas que eso. Es nuestro sueño y mientras nos dé la posibilidad de soñar, tengamos la posibilidad de trabajar y de brindarnos al máximo, yo creo que vamos a tratar de pelear. No nos quedamos con esa idea de meternos entre los ocho. Después de cerrar la temporada veremos donde terminamos, pero la expectativa es pelear entre los cinco primeros.

-Más allá de la expectativa, ¿con qué resultado te sentirías conforme al terminar el año?

Yo si te digo con que me quedo conforme te miento. El club buscó durante mucho tiempo llegar a El Metro, mantenerse, afianzarse en esta divisional. Yo creo que tiene la posibilidad y la capacidad de hacerlo. Luego estará en nosotros cumplir ese objetivo, pero para cumplirlo tenés que pelear más arriba, tenés que soñar más arriba. No está en nuestra cabeza armar un equipo para zafar de abajo y nada más. La expectativa que yo tengo es que dentro de un candidato, de un enemigo y una sorpresa hablando “turfisticamente” seamos la sorpresa del torneo.

-¿Cuáles son los rivales a vencer para vos según tus objetivos?

Yo creo que va a ser un torneo muy parejo. Porque los equipos por ahí que no han cerrado aquellos nacionales que de repente un pensaría que pueden ser más desnivelantes, tienen un presupuesto para extranjero que nosotros no tenemos. El extranjero puede marcar mucho la diferencia, puede ser la ficha desnivelante. Luego hay equipos que obviamente que por las fichas nacionales que lleva, si mirás experiencia, Cordón tiene un equipo con mucha experiencia, si buscás un equipo con intensidad y con un presente sobretodo joven, me parece que Unión Atlética y Tabaré presentan ese tono. Luego hay sorpresas, Olivol Mundial se armó bien, Miramar tiene un muy buen perímetro. Hay candidatos de antemano como se dicen, Unión, Bohemios, tal vez Tabaré, Olivol, pero luego en la cancha hay que jugar. Yo creo que el que arranque mejor el torneo, va a marcar un antes y después. En este torneo corto lo mejor es iniciar bien. Nosotros apostamos a eso de entra para poder dar ese zarpazo inicial cuando algunos equipos todavía se están armando, son formas de trabajar. Yo creo que hay varios candidatos y yo les decía hace unos días a mis jugadores. No creo que seamos más que nadie pero somos menos que muy pocos y con esa mentalidad es la que vamos a jugar.

-Dentro de ese arranque fuerte del que hablás que te parece una de las claves, ¿es importante para eso el mantener una base y el estar trabajando con un plantel durante mucho tiempo, sin tener jugadores afectados a LUB o sub 23 de otros equipos?

Dentro de toda esa estrategia y esa ingeniería que tenés que tener para armar un plantel porque tenés que involucrar lo económico, lo deportivo, el tiempo de trabajo que no es tanto. Nosotros obviamente por todo eso, la idea fue mantener la base del año anterior que ya nos conocemos, la posibilidad que tiene. Hay jugadores que tienen mucha experiencia, caso Javier, mismo Nicolás Álvarez. Manzana (García) hace tiempo que está en el club, ha participado el año pasado en El Metro al igual que Rodrigo Cardozo. Esas cuatro fichas son las que buscamos renovar primeramente. Aurelio Borsani vuelve mejor que el año anterior desde lo físico. Entonces hay una intención de mantener eso porque aparte ya nos conocemos. Ya saben cómo nos gusta jugar, que es lo que pretendo. Tenemos formas de trabajar que son conocidas, que ellos la saben. Tenemos sistemas que ya sabemos que son probados, que nos sirven. Todo ese tipo de cosas, a veces tirás ideas para probar adelante y tenés que probar, ya sabemos que por lo menos a nosotros nos dan resultado. Eso es camino ganado. Luego, obviamente tenemos que incorporar a los pibes que hemos traído, como a Mateo Rostán, a Nacho Suárez, un sub 23 que hace su primera experiencia acá en Montevideo y se tiene que adaptar. Perdimos de Carvidón que era un jugador que precisábamos que queríamos, pero tomó una opción diferente, porque me lo habló y estuvimos de acuerdo. Él quería volver a su club y buscamos un jugador de características similares. Por ahí no lo encontramos  y la opción para un interno fue para Arrillaga, un pibe que lo habíamos enfrentado el año pasado en Romis y había tenido buenos minutos. Al sumar una ficha extranjera ese jugador es recambio y creo que nos puede dar una mano, que llega por. Lo de Gonzalo que viene de jugar en Argentina, que es de ahí, su básquetbol se desarrolló ahí y está muy metido en el tema. La llegada de él fue posible por un gran esfuerzo que puso el jugador para poder llegar, porque desde lo económico era imposible para nosotros, pero había cuestiones que nos favorecían. El caso de poder jugar con los primos, el querer mostrarse acá, en el básquetbol uruguayo. Yo creo que es una gran posibilidad, una gran vidriera para él, para poder saltar a la Liga. Después la frutilla que nos ponga el extranjero. Me parece que estamos bien.

Hablabas de que es difícil de dar candidatos a subir, si te la tuvieras que jugar por dos, ¿cuáles son para vos los que suben?

Si me la tengo que jugar ahora yo creo que por un tema de funcionamiento, de conocimiento, de capacidad de su entrenador, de la capacidad del extranjero, Bohemios es un buen candidato. Tabaré, por ser un equipo joven, con entrenador y jugadores que repiten, si logran salvar los vaivenes que tiene la juventud, los desniveles que pueda tener, creo que es otro rival que puede complicar. Y Unión Atlética obviamente, uno de los presupuestos más altos, con Glenn como extranjero y con las fichas nacionales como Zanotta, Semiglia, Medina, Alonso, es un plantel largo. Ahí nombré tres y suben dos nomás.

Para vos, ¿quiénes son los tres que quedan afuera de la lista de Tabárez para el mundial de Rusia?

La estuve mirando el otro día y en la línea de volantes es donde está la clave. Los del fondo van a estar, los de adelante son intocables. No es muy complicado suponer que está entre Sánchez, Lodeiro, Valverde, Torreira y Ramírez de esos quedan dos. Yo difícilmente vea a Valverde afuera. Creo que Sánchez tiene un pasito adelante por un tema de experiencia, es el último mundial. Me daría lástima que Torreira no fuera pero se integra recién, tiene dos mundiales más. Es un lindo laburito para el entrenador pero va por un tema de gustos. Por ejemplo a mí Ramírez me encanta y hay gente que no le gusta. Es a gusto del entrenador y hay que confiar en él porque a pesar de las críticas que ha sufrido ha demostrado que el tipo es un estudioso de eso y seguramente se va a equivocar mucho menos que yo.