Real Madrid venció a Fenerbahce y se consagró campeón de la Euroliga. Los de España ganaron el torneo por décima vez y se mantienen como los más ganadores de la historia.

Los españoles llegaron a la gran definición luego de dejar por el camino al CSKA de Moscú, que había sido el mejor equipo de la fase regular. Por su parte, los turcos vencieron en semifinales al Zalgiris Kaunas de Lituania, la gran revelación del torneo, que sorprendió a propios y extraños al meterse en el Final Four.

Los dirigidos por Pablo Laso saltaron a la cancha con Facundo Campazzo, Fabien Causeur, Luka Doncic, Gustavo Ayón y el histórico Felipe Reyes. Mientras tanto, los comandados por el inoxidable Zeljko Obradovic comenzaron con Brad Wanamaker, Marko Guduric, Nikola Kalinic, Ahmet Duverioglu y Jan Vesely. La terna arbitral la conformaron el italiano Luigi Lamonica, el ucraniano Borys Ryzhyk y el letón Olegs Latisevs.

El encuentro disputado en el Stark Arena de la ciudad de Belgrado, presentó un comienzo algo favorable a los actuales campeones del torneo, que con un buen desempeño en la pintura de Ahmet Duverioglu, lograban abrir la primera ventaja de la noche. Con el correr de los minutos, los más laureados en la historia del certamen fueron realizando algunos ajustes en defensa, que sumado al buen aporte en ataque del esloveno Luka Doncic, les daba la posibilidad de equilibrar las acciones. Entre el cierre del primer periodo y el arranque del segundo, los madrileños colocaron un parcial de 14-2, que les permitía abrir una diferencia en el marcador de ocho unidades (25-17). En dicho pasaje fueron importantes Sergio Llull y Rudy Fernández viniendo desde el banco de suplentes. De la mano de un exuberante Nicolo Melli, Fenerbahce concretó una rápida reacción, que volvía a emparejar el partido. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con los de Estambul al frente en cifras de 40 a 38.

El inicio de la segunda mitad tuvo como protagonistas principales a los dirigidos por Pablo Laso, que nuevamente pasaban a tener el control de las acciones, luego de poner un 7-0 en los primeros tres minutos del tercer cuarto. Los de Zeljko Obradovic no se quedaron de brazos cruzados e inmediatamente buscaron por todos los medios evitar que su adversario se escapara en el electrónico. Cada vez que su rival se acercaba, el francés Fabien Causeur aparecía con una anotación, para que el Real pudiera mantener la renta. Promediando el último cuarto, el líder de la Liga ACB logró abrir una brecha superior al doble dígito, que sería lapidaria para las aspiraciones del Fenerbahce. Finalmente, Real Madrid se quedó con la victoria por 85 a 80 y se consagró campeón de la Euroliga por décima vez en su historia. Los “merengues” habían sido campeones por última vez en la temporada 2014-15, cuando en la final derrotaron al Olympiacos de Grecia.

En el ganador se destacó la actuación de Fabien Causeur, que anotó 17 puntos (3/3 triples), bien acompañado por Luka Doncic con 15 tantos y 4 asistencias. El esloveno que había sido elegido MVP de la fase regular, también se quedó con dicha distinción en el Final Four. Por el lado del perdedor, el italiano Nicolo Melli terminó como máximo anotador con 28 unidades.

En el juego de primera hora, Zalgiris Kaunas venció 79 a 77 al CSKA de Moscú y cerró una temporada magnifica con un tercer puesto en la máxima competición de clubes del viejo continente.