Cuando se cumplan las 21.15 de esta noche, playeros y aguateros protagonizarán la cuarta final en un Palacio Peñarol que seguramente lucirá repleto. Unos por estirar la ventaja, otros por empatar.

Malvín y una cachetada que espera sirva de aprendizaje. La playa se llevó una sorpresa negativa cuando en el juego anterior fue totalmente arrollado por su rival de turno, es por eso que López y sus muchachos ya tienen como primicia dejar atras aquella pesadilla y volver a repetir lo hecho en los dos primeros encuentros. Eso si, bajar el goleo adversario es una tarea vital que deberá cumplir Malvín, al mismo tiempo que necesitará de las individualidades que han sacado adelante al equipo panoramas negativos.

En frente Aguada, que llega con viento en la camiseta y con un envión anímico que le indica que la obtención del título está más latente que nunca. Seguramente repetir una noche como la del martes sea muy poco probable, ya que al aguatero le salió absolutamente todo. Cabrera y sus dirigidos deberán enfocarse en volver a bloquear a un rival que saldrá con sed de revancha y mantener la agresividad y seguridad en ataque. Partido visagra, clave; en el que perfectamente podría marcar la serie.

Andrés Bartel, Richard Pereira y Andrés Lahule será los encargados de impartir justicia en una nueva final de la Liga Uruguaya de Básquetbol.