La goleadora del encuentro con 16 puntos de la victoria de Malvín frente a Atenas por 95 a 31 se tomó unos minutos para dialogar con Basquet Total después del partido. Nota con Emilia Larreborges.

Por Juan Pablo Dragonetti

Sobre el encuentro dijo: “No esperábamos un marcador tan abultado, pero nosotras jugamos siempre de igual a igual sea el rival que sea. Tratamos de aplicar la presión en toda la cancha, aprovechando que tenemos un plantel largo como para hacerlo gracias a que nuestro banco es más que nada formativas, por lo que tenemos resistencia para hacerlo”.

Acerca del recambio generacional que viven las playeras, comentó: “A nosotras el nivel de las formativas nos ayuda pila ya que, teniendo un plantel que está integrado más que nada por jugadoras de formativas, al jugar con nuestra categoría nos ayuda más. También son prácticas que podemos acumular en ese sentido. Obviamente se siente la falta de las mayores que tenemos jugando en el exterior ahora como Sabina Bello y Natasha Dolinski”.

Sobre los otros equipos del torneo, dijo: “Sabemos que es más o menos lo mismo que el año pasado, algunos equipos al desarmarse algunas jugadoras se fueron distribuyendo por los diferentes equipos nuevos que se armaron y este año la competencia es mucho más grande, mucho más difícil que el año pasado. Lo cual es mejor ya que lo convierte en un campeonato más peleado”.

Por último, comentó: “En principio todos los equipos son los rivales a vencer para salir campeonas nuevamente, pero los equipos que veo más arriba son Defensor, Hebraica y Bohemios. En principio nuestro objetivo es vencerlas, pero vamos a jugarles de igual a igual a todos los rivales”.