A las 21:15 horas se disputará el tercer partido de la serie final de la Liga Uruguaya.

Ir partido a partido, dejando atrás lo que ya pasó y pensando solamente en lo que se está jugando. Ese será el mensaje de ambos entrenadores. En el caso de Malvín, para mantener la concentración y no dejar que su rival se levante de dos derrotas consecutivas. Por el lado de Aguada, para centrar el esfuerzo en romper la racha y el cero, para verse más cerca en el global de la serie.

En cuanto al trámite en sí y a las estrategias, el playero no tiene demasiado para ajustar. Seguramente la prioridad pase por seguir acoplando a McGuire al esquema de juego y volver a controlar las pérdidas, ya que pasó de 5 a 15 entre un partido y otro. Aunque no necesitó tanto de la banca, Souberbielle no fue el mismo en la noche del pasado viernes, y puede ser un factor importante como lo había sido en el partido uno.

Por el lado del aguatero, deberá seguir el plan de juego a raja tabla, evitando malhumorarse y caer en esfuerzos individuales propios de la frustración. La clave pasará por contener defensivamente a los perimetrales (Mazzarino y Cabot) y hacerse fuerte en la zona pintada, en los rebotes y generando desde adentro hacia afuera. Los de Cabrera deberán ser mucho más verticales al aro, teniendo en cuenta que vienen de tirar solamente ocho libres en el partido dos.

Finalmente, a pesar de la junta médica, Jeremis Smith integrará el plantel rojiverde. Habrá que ver en qué condiciones se encuentra. Está claro que no ha jugado al 100% y que perdió el duelo ante un dominante Hatila Passos, especialmente en la defensa y los rebotes. Además, la incertidumbre del recambio puede haber afectado al equipo. Sólo la cancha y el nivel de juego responderán si fue positivamente o en contra de los de la calle Marmarajá.

Ambos equipos buscarán el punto esta noche. Malvín para quedar a uno de la consagración y Aguada para acercarse en la serie y darle aún más emoción. Los jueces serán Alejandro Sánchez Varela, Julio Dutra y Joaquín Silvera.