Pablo López, entrenador playero, habló con Basquet Total luego del triunfo de Malvín que dejó 2-0 la serie final de la Liga Uruguaya.

El entrenador siempre es cauto, pese a la buena ventaja que sacó su equipo: ”Sigue siendo de a uno, hay que ganar cuatro, así que hay que seguir tranquilos y con la cabeza puesta en el próximo partido”.

Sobre las claves del juego, dijo: “La defensa fue la que nos permitió controlar el ritmo de juego. En momentos de partido y de la serie van apareciendo distintos jugadores, eso fortalece mucho a nuestro equipo y al ataque”.

Mazzarino y Hatila son clase A que vestidos de obreros generan muchísimo para el colectivo: “Es verdad que capaz que le dan al equipo más incluso de lo que reflejan los números, hacen lo que haga falta para ganar, son dos ganadores. Cortinan, reparten juego, crean ventajas permanentemente, defienden”.

Sobre la dupla extranjera afirmó: “Kamp está absolutamente adaptado al equipo, a McGuire le cuesta un poco todavía, pero cuando está a la altura nos da muchas soluciones, tiene muchísima calidad”.

Malvín aplicó la zona en gran parte del segundo tiempo, algo que Aguada también sufrió ante Nacional, López contó las razones por las cuales decidió ir a esa defensa: “Por emparejamientos, y por los jugadores que ellos tenían en ese momento en la cancha, es muy distinto a lo que aplicó Nacional por el personal que tenemos nosotros, por eso no lo podemos comparar”.