Capurro venció a Reducto 84 a 56 y está con saldo positivo en el Torneo Sub23 en la llave Metro/DTA.

Comienzo parejo pero imperfecto para ambos lados. La naranja estaba quisquillosa y en cinco minutos apenas hacía contacto con la red en cuatro ocasiones. Santiago Bafo en el local y Martín González en la visita eran los más querendones en el arranque del juego. El rendimiento de Manuel Castro le permitió al rojinegro terminar arriba 14 a 11 en los primeros 10 minutos de juego.

Capurro aumentó su intensidad con el juego colectivo pero las individualidades del equipo blanco no permitían que el partido sufra un quiebre. En Reducto se destacaba Nahuel Altalef mientras que mantenía su nivel Castro en la mitad del segundo periodo. El complemento del cuarto fue goleado debido a la pasividad defensiva de ambos y al compromiso en ofensiva por parte de los dos conjuntos. La visita se fue al descanso largo 39 a 32.

Capurro entró con otra intensidad y a base de triples logró abrir una renta de 11 puntos a su favor. A pesar de esto Altalef y Nicolás Bat se ponían el equipo al hombro y acortaban la distancia. El rendimiento colectivo por sobre todas las cosas volvieron a colocar al conjunto de Manicera con una renta considerable para jugar los últimos 10 minutos de juego. La visita entraba al cuarto final ganando 58 a 48.

Jugadón y pico que terminó valiendo tres puntos fue la ofensiva que propuso la visita para comenzar el cuarto. La regularidad en el juego colectivo mantenía a Capurro encima en el marcador. Una falta técnica realizada por el local le dio tres libres al rojinegro que de a poco le iba poniendo la tapa al encuentro. Agustín Estefan y Bruno Alonso se encargaron de cerrar el juego con dos bombazos a falta de 4 minutos y la visita sacaba 27 unidades. El equipo de Manicera logró llevarse el cotejo por 84 a 56.