Bohemios pasó a alta velocidad por la calle Gabriel Pereira y desplumó al Pato de Villa Biarritz al ganarle por 69-51 en la jornada del domingo por el Campeonato de Formativas Sub 20.

Por Geovanni Aprile

En lo previo se esperaba un partido muy parejo y con grandes acciones de ambos, pero el arranque fue totalmente lo contrario a lo que estipulado. Apenas 2-0 era la diferencia cuando ya corrían dos minutos de juego. Desconocido Biguá en el terreno y quiénes aprovecharon fueron Ignacio Xavier y Manuel Oyenard, ampliando diferencias con un rápido parcial de 10-0. El albimarrón no perdonó en la pintura, mientras que a los de Villa Biarritz les costó llegar al gol en la zona y mayormente en el tiro exterior, donde tuvieron una floja actuación, razón por la que del primer cuarto se fueron 21-7. Ya en el segundo, el local rotó jugadores y Gianfranco Espíndola fue de los más importantes desde la salida de Xavier. El equipo perdió gol con su ausencia en el rectángulo de juego. Difícil de analizar fue el encuentro de los dirigidos por Juan Rovira, quienes apenas encestaron nueve puntos en 15 vueltas al reloj. La máxima llegó a ser hasta de 23, pero con varios suplentes en cancha, la paridad no fue tanta y el score del periodo fue de 15-11, para finalmente irse al descanso largo por 36-18.

La segunda mitad del cotejo, tuvo un inició similar al del comienzo con un parcial de 10-2. Oyenard fue importantísimo en este instante para seguir agigantando la diferencia. Xavier aportó aproximadamente la mitad de los puntos de su equipo. Pero entre tanto de Bohemios, llegó un lindo gol de Nicolás Andreoli para destacar en el Pato. Ambos equipos se iban al ciere con partido liquidado, 54-26. En los últimos 10 minutos, Biguá anotó la misma cantidad de puntos que en el resto del encuentro. Todo era felicidad en el gimnasio del Bohe, hasta que en un ataque, Xavier quedó pasado en la carrera y en el intento de eludir la grada se torció su tobillo, acción por la que tuvo que abandonar el terreno. El resultado final fue de 69-51.

La próxima fecha, Bohemios se mueve de su casa para visitar a Tabaré, por su parte, Biguá vuelve a su casa para recibir al conjunto que cruza toda la capital, Olimpia.

Nota con Ignacio Xavier

Bohemios sacó una gran diferencia frente a Biguá: “La verdad que sí, entramos duro en la defensa desde el primer minuto, que es a lo que siempre apuntamos”.

Ignacio aportó la mayoría de los puntos de Bohemios en el partido, y dijo: “Siempre quiero hacer el trabajo y lo mejor para el equipo. Bienvenido sea si hice la mitad de los puntos”.

“Ahora me siento bastante mejor, fue más un dolor en el momento y creo que no va a ser mucho”, manifestó tras  torcerse el tobillo y salir lesionado en el último cuarto.

Sobre el llamado de Kogan al primer equipo, comentó: “Es una puerta abierta gracias al esfuerzo que vengo haciendo estos años y tengo que aprovecharlo como lo vengo haciendo”.

A su corta edad sustancialmente integra varias categorías en el albimarrón: “Es algo muy importante. El sueño de todo pibe es jugar en primera, Sub 23 y todo lo que se pueda”.

Actualmente, su padre es ayudante técnico del plantel y manifestó el significado que tiene esto para él: “A mí me gusta porque uno de mis sueños es que mi viejo me dirija y si lo pudiera hacer el algún momento sería lo mejor”.