Esta noche Aguada – Malvín a partir de las 21:15 en el Palacio Peñarol comienzan a definir quién será el nuevo monarca de la Liga Uruguaya de Básquetbol, al mejor de siete juegos se conocerá el nuevo campeón.

El playero llega con algún día más de descanso, quizás le pueda jugar a favor al elenco de Pablo López. Tiene el cerebro en el perímetro con Nicolás Mazzarino que aparece cuando el equipo más lo necesita, tiene dos titanes abajo del cesto como H. Kamp y H. Passos, con quien se entiende a la perfección con los sistemas que implementa el DT.
McGuire, debe dar un poco más en el costado ofensivo, ya que en defensa aporta lo que sus compañeros necesitan, la clave de este plantel, además del juego interno y lo que pueda generar Mazzarino, es cuando ingresa M. Souberbielle, abierto, para tratar de lastimar de afuera cuando el rival está muy cerrado y puede ser una opción a tener en cuenta para el de la Avenida Legrand.

Aguada viene bien en lo anímico, y quizás en lo físico, no en óptimas condiciones, por lo que fue el golpe en el tabique nasal de J. Smith que juega, aún no está definido si con máscara o no. El aguatero encuentra en un buen momento a A. Feeley, además F. Bavosi muestra su jerarquía a la hora de subir la bola, en un lindo duelo con Mazzarino.

La inclusión de D. García lo liberó al “Mono”, pero lo del ex Defensor en la base en el arranque del complemento ante Nacional, en modo “bestia” fue sublime, por eso el playero, tendrá mucha atención a los espacios que pueda tener el número “4” rojiverde.

En la tabla, es un duelo parejo, con hombres más potentes quizás en Malvín, pero muy parejo en lo técnico, quizás Feeley tiene más carpeta que Kamp en cierto tramo del cotejo, aunque lo del “21” azul ha sido muy correcto.

La terna arbitral estará compuesta por; Alejandro Sánchez Varela, Richard Pereira y Enrique Ferreira.