Baskonia cayó como local ante Fenerbahce y quedó eliminado de la Euroliga. El uruguayo Jayson Granger decidió jugar a pesar de no estar en óptimas condiciones físicas.

El encuentro disputado en el Fernando Buesa Arena de la ciudad de Vitoria, presentó un comienzo bastante equilibrado, en el cual no se sacaban grandes diferencias en el tanteador. El conjunto local castigaba con los lanzamientos a distancia de Rodrigue Beaubois, mientras que el elenco visitante dañaba en la pintura a través del italiano Nicolo Melli. Entre el cierre del primer periodo y el arranque del segundo, los de Estambul plasmaron en el rectángulo de juego todos sus atributos ofensivos y de la mano de los serbios Nikola Kalinic y Marko Guduric, lograron abrir una ventaja superior al doble dígito. Los vascos se mostraban muy vulnerables en defensa, mientras que en ataque dependían en exceso de lo que pudiera generar Marcelinho Huertas desde el pick and roll. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 48 a 32.

En el tercer cuarto, los dirigidos por el inoxidable Zeljko Obradovic volvieron a contar con las figuras de Guduric y Melli, que fueron determinantes para que su equipo sacara la máxima de 21 unidades (47-68). A partir de ese momento se produjo un cambio radical en los comandados por Pedro Martínez, que con un contundente parcial de 13-0, consiguieron ponerse a ocho puntos. Dicha reacción del dueño de casa coincidió con el ingreso a cancha del uruguayo Jayson Granger, que junto a Vincent Poirier se pusieron al equipo sobre sus hombros. Sin embargo, en el inicio del último periodo, los turcos volvieron a sacar una renta de 15 tantos, que sería lapidaria para las aspiraciones del Baskonia. Finalmente, Fenerbahce se quedo con la victoria por 92 a 83 y de esa manera cerró la serie de cuartos de final de la Euroliga con un global de 3-1. Los actuales campeones del torneo se convirtieron en el segundo equipo en obtener el boleto al Final Four, luego de que a primera hora Zalgiris Kaunas dejara por el camino a Olympiacos.

En el ganador se destacó la actuación del serbio Marko Guduric, que convirtió 22 puntos, bien acompañado por Nicolo Melli con 21 tantos. Por el lado del perdedor, el francés Vincent Poirier terminó como máximo anotador con 14 unidades.

Debido a que no se encontraba bien físicamente, Jayson Granger estuvo apenas 10:09 minutos en cancha, en los cuales aportó 10 puntos (2/3 triples y 2/2 dobles), más 1 rebotes, 3 asistencias y 1 robo, para una valoración total de 11.

A partir de hoy, los de Vitoria-Gasteiz deberán enfocarse pura y exclusivamente en la Liga ACB, torneo en el cual ocupan la segunda posición, por detrás del líder Real Madrid. Su próximo juego será el domingo, cuando en condición de local tenga que enfrentar al UCAM Murcia.