Baskonia venció como local a Fenerbahce y mantiene la ilusión de meterse en el Final Four de la Euroliga. El uruguayo Jayson Granger estuvo pocos minutos en cancha y se volvió a resentir de su lesión.

El encuentro disputado en el Fernando Buesa Arena de la ciudad de Vitoria, presentó un primer cuarto bastante equilibrado, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. El conjunto local lastimaba a través de su backcourt conformado por el brasileño Marcelinho Huertas y el francés Rodrigue Beaubois, mientras que el elenco visitante dañaba con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Bobby Dixon. Con el correr de los minutos, los vascos fueron realizando algunos ajustes en el costado defensivo, que sumado al buen aporte en ataque de los internos Johannes Voigtmann y Vincent Poirier, les daba la posibilidad de abrir una ventaja cercana al doble dígito. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 47 a 38.

Como era de esperar, los actuales campeones del torneo salieron a disputar la segunda mitad con otra actitud. Los dirigidos por el serbio Zeljko Obradovic mostraron todo su arsenal, con el italiano Luigi Datome y el checo Jan Vesely como principales estandartes, los de Estambul consiguieron emparejar las acciones sobre el cierre del tercer periodo. En el inicio del último cuarto, con ocho puntos consecutivos del letón Janis Timma, los comandados por Pedro Martínez pusieron un parcial de 15-0, que les permitía sacar una renta de 16 unidades (82-66). Cuando todo hacía indicar que el partido estaba liquidado, Fenerbahce respondió con un rápido 12-2, que los mantenía con vida, con algo más de dos minutos por jugar. Sin embargo, un doble de Beaubois y un par de libres de Shengelia, terminaron de sentenciar el juego a favor de los de Vitoria-Gasteiz. Finalmente, Baskonia se quedó con el triunfo por 88 a 83 y de esta manera se puso 1-2 en la serie de cuartos de final de la Euroliga.

En el ganador se destacó la gran actuación del escolta Rodrigue Beaubois, que encestó 21 puntos y repartió 5 asistencias, bien acompañado por Vincent Poirier con 12 tantos y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, Jan Vesely aportó 17 unidades y 10 rebotes.

El uruguayo Jayson Granger hizo su debut en la llave, ya que por una lesión se perdió los dos primeros juegos. El oriundo de Cordón estuvo apenas 7:16 minutos en cancha, en los cuales no anotó puntos, repartió dos asistencias, perdió una pelota, cometió y recibió una falta, para una valoración de 0. Sobre el cierre del partido, el base de la selección uruguaya se retiró de la cancha, aparentemente con una recaída de su lesión en el tobillo.

El próximo jueves se volverán a ver las caras nuevamente en territorio vasco. Si los locales se quedan con la victoria, el semifinalista se definirá en un quinto partido en Estambul, mientras que si los turcos son los vencedores, se meterán en el Final Four que se llevará a cabo en dicha ciudad.