Federico Camiña analiza las variantes tácticas que colocaron a Nacional en las semifinales de la LUB tras ganarle el quinto partido a Welcome.

Primer cuarto y los dos equipos abrieron igual que el partido anterior y con las mismas referencias defensivas. Welcome empezó mejor en ofensiva, Sheard era el más claro, colocó tres triples consecutivos, le hicieron llegar la bola a Batista que también ganó en el poste bajo.

Nacional buscó sorprender de arranque con una defensa zonal 2- 3 que no le dio resultado, luego del minuto de tiempo pasó al hombre, subió la defensa y mejoró. Eziukwu intimidó, tapó y modificó tiros. Pero en ofensiva estuvo poco certero el tricolor que no encontró ninguna via clara de gol .

El segundo cuarto mostró a Nacional muy intenso. Puso ocho puntos corridos a cancha abierta, Danridge corrió y apareció Moglia con tiros a larga distancia. La defensa siguió siendo de cancha entera, recibió nada más que 13 puntos en el chico.

Welcome fue a la zona para contrarrestrar el ataque rival, logró recuperarse en el marcador y bajarle un poco de ritmo a este cuarto, la ofensiva fue muy imprecisa, solo Batista se destacó dentro de un panorama de poco gol.

Arrancó mejor Nacional el tercero con rompimientos de Danridge. Dentro de un panorama entreverado el tricolor estaba más claro, se sumó Delgado que aportó cerca del aro, la defensa de zona de Welcome no funcionó en su primera línea, Danridge la perforó repetidas veces, logró 11 puntos en este cuarto. La defensa de presión a la bola le siguió dando resultados, doblaron a Batista en el poste bajo. Si bien las reversiones del pivot fueron buenas, los tiros a distancia no, le costó muchísimo anotar a la “W”, hasta que el propio Esteban logró hacerse los espacios. Solo su goleo trajo a Welcome, que se fue cuatro abajo.

Panorama parecido para el epílogo, Welcome siguió sin encontrar juego colectivo. Su único argumento ofensivo siguió siendo Batista. La defensa en zona fue con ajustes, con una formación más baja. Logró correr y sin jugar bien se puso en juego. Sheard monopolizó casi todas las ofensivas de 5x5, la pasó tarde casi siempre, la “W” dominó el rebote ofensivo y anotó a través de Esteban.

Nacional sin ser efectivo como antes se ingenió para seguir en la vanguardia del marcador. Sarni a su enorme trabajo defensivo le agregó otro triple, Danridge pese a estar mejor controlado logró puntos importantes en el final. Nacional defendió al hombre, durísimo, permitió al rival solo 11 puntos en último chico.

La salida por quinta de Esteban dejó casi sin argumentos a un equipo que más a corazón que a basquet se puso a una bola de definir el juego, Sheard tomó la responsabilidad dos veces y falló.

Nacional se metió en semifinales, la defensa lo puso ahí, el trabajo colectivo en los dos lados de la cancha le dio resultados, a lo largo de toda la temporada, se lleva una serie durísima y sigue en el torneo con ilusiones enormes.