En una jornada de Playoffs que tuvo sólo una victoria visitante, se destacó el triunfo de los Rockets ante Timberwolves, con una actuación enorme de la barba, James Harden.

Boston Celtics  113 (1) Milwaukee Bucks 107 (0)
En el primer partido de la jornada, las emociones estuvieron a flor de piel. Los Celtics recibieron a los Bucks de Milwaukee en el TD Garden habiendo logrado ser el segundo mejor récord del Este a pesar de las innumerables bajas que sufrieron a lo largo de los 82 partidos de la temporada regular.
De arranque, los dirigidos por Brad Stevens dominaron las acciones. De la mano del rookie Jason Tatum y del dominicano Al Horford, el equipo más laureado de la historia sacó la primera diferencia del juego, yéndose 29-17 al cierre del primer cuarto. Sin embargo, los de Wisconsin no se vinieron abajo. Siendo pacientes en ataque y con un Giannis Antetokounmpo imperial se pusieron en juego. Un gran parcial de 30-15 en los segundos 12 minutos permitieron que al descanso largo se fueran con ventaja.
El tercero y cuarto fueron muy parejos. Middleton estuvo claro desde más allá de los 6,75 pero en Boston apareció Jaylen Brown. Además desde la banca se destacó el gemelo Morris y causó problemas para la defensa de Joe Prunty. Los Celtics entraron al último período arriba por 4 puntos. Este tuvo de todo. Un cuarto muy parejo que no permitió que ninguno de los dos equipos se despegaran en el marcador. A falta de 11 segundos Malcom Brogdon puso un triple enorme para igualar las acciones en 96. Sin embargo, tras una defensa horrible de Eric Bledsoe, Terry Rozier respondió con una bomba para que a falta de 0,5 décimas de segundos, los locales abrieran tres de ventaja. Cuando parecía que el juego estaba decidido, Middleton embocó un misil teledirigido de 10 metros que llevó el juego a alargue.
En tiempo extra Boston no perdonó. Hizo mejor las cosas con un Horford encendido y a pesar de entrar al último minuto con sólo un triple de ventaja, esta vez tomó mejores decisiones y se llevó el primer punto de la serie.
Cleveland Cavaliers 80 (0) Indiana Pacers 97 (1)
En el primer golpe de estos playoffs, el quinto clasificado de conferencia venció al cuarto como visitante. Los Pacers liderados por Victor Oladipo en un partido casi perfecto, no le dieron oportunidad al equipo de LeBron James. Un primer cuarto de ensueño donde abrieron 19 puntos de ventaja, y les permitió para manejar el resto del encuentro. Lance Stephenson tuvo una gran labor en defensa que incomodó a LeBron en varios pasajes del juego. A pesar de esto, el rey de la NBA culminó con un triple doble en el primer partido de postemporada.
Los dirigidos por Tyron Lue nunca le encontraron la vuelta al juego, y a pesar de poner un buen parcial en el tercer cuarto, los Pacers estuvieron fuertes y no se dejaron intimidar. Myles Turner fue otro que se destacó en la noche, comiéndose en la pintura al bueno de Kevin Love, quién a pesar de tomar 17 rebotes, sólo aportó 9 puntos en 8 tiros de campo. Poquísimo para un jugador de su calidad.
El último cuarto fue todo de los Pacers que abrieron hasta 23 de ventaja para llevarse el primer punto y robar el factor cancha que tenían los de Ohio.
Oklahoma City Thunder 116 (1) Utah Jazz 108 (0)
Con un Paul George totalmente descontrolado, el equipo dueño de casa hizo bien los deberes y venció a una de las revelaciones de la temporada en un encuentro con un marcador final mentiroso.
Los Jazz de Donovan Mitchell visitaron a los Thunder de Russel Westbrook en uno de los partidos donde se enfrentan dos estilos de basquet muy diferentes. De entrada el equipo local marcó la cancha con el buen accionar de sus tres figuras, Westbrook, George y Carmelo. Utah dependió mayormente de lo que provocaba Mitchell quién anotó 9 puntos en los primeros 4 minutos de juego. Sin embargo, las miradas se las iba a robar Paul George. El ex Indiana, dio un clínic ofensivo. Anotando 8 triples y siendo decisivo en el momento que su equipo sacó hasta 18 puntos de ventaja. Sumado al bueno de Paul, estuvo como siempre Westbrook, quién quedó al borde del triple doble. Sin embargo, el factor x de la victoria fue la banca. En un momento complicado del juego, Abrines y Jeremi Grant se combinaron para varios puntos y buena intensidad defensiva que no le dejó llevar a cabo buenas ofensivas al Jazz.
En el último cuarto y con Russel desatado, Oklahoma desechó una ventaja final que le permitió a la visita ponerse a 8 con un minuto por jugar. De todas formas, otra vez con George y alguna locura del último MVP, los de Billy Donovan cerraron el partido y mantuvieron la ventaja de local.
Houston Rockets 104 (1) Minnesota Timberwolves 101 (0)
En un partido vibrante, donde la mayoría de los Rockets no tuvieron un buen juego, Minnesotra desechó una buena chance de robar el factor cancha.
El mejor equipo de la temporada regular recibió al octavo clasificado del Oeste. Un buen arranque de Capela le permitió a los de Mike D’Antoni sacar la primera ventaja del juego. El interno se volvió indefendible para el domincacon Towns y se fue con 20 puntos en los primeros 24 minutos de juego. Por el lado de la visita Andrew Wiggins era el mas destacado y el que mantenía en partido.
En el segundo tiempo el partido siguió con la misma tónica. Hasta que apareció la bestia de James Harden. Uno de los candidatos a MVP esta temporada puso todo su arsenal ofensivo a disposición de su equipo anotando de todas las formas posibles. En ese lapso el equipo local sacó hasta 11 puntos de ventaja. Sin embargo, los Timberwolves mas a lucha que juego trajeron el partido y se vieron con 8 segundos por jugar, sólo tres abajo. Pero malamente para sus intereses, la última pelota fue tan entreverada como todo el partido, y Jimmy Butler apenas pudo tirar algo parecido a un triple que ni siquiera tocó aro. Houston se quedó con el rebote y con el partido, para poner la serie 1-0 a su favor.