El entrenador de Welcome, Javier Espíndola diálogo con Basquet Total luego del triunfo de su equipo ante Nacional que colocó la serie 2-2 y ahora queda un quinto y definitivo partido.

Para la W no había mañana sabía que tenía que ganar para seguir con vida en el torneo: “Cuando te ponen esta situación, la gente por lo general se angustia pero nosotros tenemos que estar preparados. Hoy (ayer) contamos con todo el plantel, algo que no se había dado en toda la serie. A su vez todos estaban en perfectas condiciones y eso nos dio una arma más que fue letal”.

Contar con el plantel completo fue fundamental en la rotación y el buen juego plasmado en el rectángulo del Palacio Peñarol: “Somos un equipo con versatilidad, podemos jugar tanto con tres o cuatro jugadores grandes como con un solo grande y cuatro perimetrales. En este juego sacamos sorpresas con los grandes en la pintura y eso nos dio una ventaja importante que nos permitió manejar el partido”.

Ya es una realidad que Keyron Sheard juega el lunes y se va por decisión propia. “Keyron se quiere ir. Ya tengo varias experiencias en cuanto a extranjeros, cuando le quiebran la nariz a un jugador, por lo general se quiere ir. Él al igual que muchos no entiende que acá se juega a los piñazos al básquetbol. Le pedimos que se quede para jugar estos partidos porque no llegábamos a tiempo a contratar a otro jugador para sustituirlo, por eso terminará de jugar esta serie y se va a ir. Sabemos la calidad y el jugador que es y realmente para mí es una lástima perdernos estos tipos de jugadores en el básquetbol uruguayo. En vez de limpiar el juego felicitamos a quien lo hace turbio. Entiendo que no hubo intención en la lesión de Keyron pero por algo acá los mejores jugadores no juegan por lo general”.

Para el DT de Welcome no es bueno como se da el deporte naranja local: “Es una pena por nuestro básquetbol uruguayo y la gente lo ve como gracioso el jugar a los piñazos cuando no tiene que ser así”.

Ahora todo es como volver a empezar: “La serie la veo 0 a 0. Ahora tenemos que acordarnos de lo muy bueno que hizo Nacional en todo el torneo y a lo largo del año y tratar de limitar esas cosas. Cometemos un error si nos quedamos con esos diez minutos de juego en los que los dominamos, hoy (ayer) tuvimos esa suerte pero sabemos que no nos podemos descuidar sino que debemos de respetar lo bueno que hicieron, encontrar sus falencias y errores y ver la forma de atacar a la mejor defensa del torneo que siempre nos complicó muchísimo”.

El entrenador ve un juego más que parejo el lunes: “Seguro sea un partido muy parejo como lo fue toda la serie pero de no pasar nada vamos a estar nuevamente con el plantel completo y vamos a intentar llevarnos el punto en juego y la clasificación”.