Defensor Sporting venció a Goes y se quedó con la serie, lo analiza tácticamente Edgardo Kogan.

En una serie cambiante y difícil de pronosticar en su inicio Defensor Sporting logró clasificar ganando 3-1 con un gran accionar de su dupla extranjera, a partir de lo cual justificó el triunfo tanto en el cuarto juego como en la serie.

Ambos equipos comenzaron defendiendo individual, repitiendo Goes lo del juego anterior de Vázquez tomar a Haller y que Alexander vaya sobre Walker. Pero Defensor rápidamente empezó a correr la cancha y generar desde los rompimientos.

Defensor marcó la intensidad y por eso Reig pidió tiempo rápidamente, pero Goes no pudo lograr cambiar. La defensa del fusionado fue muy inteligente especialmente porque Walker liberaba a Vázquez, dejándolo generar pero anulando al 1-2 de Goes presionándolos muchísimo. Vázquez debió tomar muchas decisiones, y cuando no lo hizo Walker era quien daba las ayudas sobre el juego interno de Goes, obligándolo a tomar malos tiros.

Defensor lastimaba con puntos fáciles de rompimiento y corridas, pero cuando debió jugar 5x5 lo dañaba con una situación táctica muy inteligente de Álvaro Ponce llevando a Walker al poste bajo y a Haller abierto, lo que neutralizaba la defensa que planteaba Goes. Esto hizo que Sporting no se desordenara, tuviera roles claros, además de tener buenos porcentajes principalmente de Dotti y Gaines. Los de Reig no podían generar juego desde sus bases y se fueron 11 puntos abajo ya en el primer cuarto, lo que marcó el juego.

Bastón puso nueve puntos seguidos que le dieron mucha distancia a Defensor. El ingreso de Dellepiane en la defensa de Gaines, más lo del “Enano” Martínez y Rick Jackson en el poste bajo le cambiaron el ritmo de juego, hasta que en el cierre del cuarto volvió a asumir Walker, y fue el pasaje más anárquico del juego, con ofensivas cortas. Si bien un triple de Dellepiane dejó a Goes a 13 antes del entretiempo, la supremacía de Sporting lo hacía manejar el juego y sacó al Misionero de eje, tal como pasó en los dos primeros juegos.

El tercer cuarto fue mucho más impreciso, los dos jugaron uno por uno muy rápidamente, Goes hizo defensas de salto y cambio todo el campo e incluso Defensor se equivocó y tomó decisiones apuradas, dejándole demasiado el balón a Walker y Gaines, lo que Goes aprovechó sacando ventajas en el poste bajo, y cuando el fusionado se cerró más abajo le puso cuatro triples seguidos para ponerse a tres puntos. En ese momento aparecieron los alapivot de Defensor (Haller y Bastón), que habían tenido poca participación en ese tercer cuarto, pero fueron importantes para volver a tomar una diferencia de siete puntos al final del tercer cuarto y dar la impresión de salir de ese ahogo.

El último Defesor lo manejó, a pesar de que en el inicio Walker tomó demasiados tiros apresurados sin tener la necesidad de hacerlo. Goes dependió en exclusiva de los impulsos personales, de una sola cortina o una penetración y descarga con tiro atrás. Defensor mantuvo la ventaja, corrió cuando quiso. Cuando se pudo venir la reacción del Misionero le faltó energía y los de Ponce pasaron el balón por las manos indicadas. Si bien Walker y Gaines por momentos parten al equipo, parece que juegan aparte del resto, lograron generar para sus compañeros para terminar cerrando el juego con cierta tranquilidad.

A Goes se le terminó una temporada dificil pero disfrutable porque se metió en un torneo internacional siendo campeón del Clausura. Defensor con sus extranjeros creció muchísimo, con cualquier rival que le toque va a tener una serie apasionante.