Comenzó la Liga Femenina de Mayores, sin grandes sorpresas, pero dando una muestra de lo que será el torneo.

Triunfos y derrotas en el comienzo que marcan su preformarse. Pero demuestran ya algunas diferencias y realidades de crecimiento, formaciones y como cada equipo va mirando su accionar próximo.

Buen triunfo de Paysandú de visitante que revela lo anunciado, entrega y funcionamiento en crecimiento. Mientras que su rival Capurro, no logró superarse en su juego, donde se esperaba más en el arranque y en su debut de local. Recién comienza, todo está para corregir y crecer.

Hebraica demostró su superioridad y sabe que quiere mucho más. Le ganó a unos de los benjamines -Atenas- que tiene claro su primera experiencia, busca competir, él poderío de Macabi estará para definir sin duda.

Cordón debutó ganando y demostrando que quiere subir más arriba en la tabla y en su cancha quiere mandar. Aguada tendrá un torneo con altibajos, pagando su reinserción en la Liga, pero se entregará y mejorará en los encuentros futuros.

Y el plato fuerte fue Malvin y Def. Sporting, parejo y entretenido según los números del mismo. Dos equipos que saben potenciar su juego. Malvin pegó primero pero con susto. Las ausencias la van a sentir en la competencia. Pero por algo es el campeón. Las fusionadas con esa mixtura está muy fuerte, corrigiendo y siguiendo en su juego, sin dudas que será un gran animador y buscará llegar nuevamente a la final.

Picaron al frente cuatro y Bohemios los espera para la próxima que se ve que está fuerte para arrancar.

Esperando más adelante, con los refuerzos extranjeras, puede darse vuelta esta historia que recién comienza.

Sigamos creciendo Femenino…

Víctor Ricardo Porratti