Temperley, donde milita Joaquín Osimani, no podrá jugar Playoff por una suspensión de afiliación por insultos de un dirigente.

El Gasolero se salvó del descenso y se metió a jugar la Reclasificación con buen sprint final, coincidiendo con la llegada del uruguayo que si bien no tuvo grandes aportes, con el pasaje de los partidos se iba acoplando al equipo en esta experiencia internacional.

Este martes se decretó la suspensión de afiliación para Temperley por 200 días, por lo cual no podrá disputar la serie ante Centro Español que fue decretado ganador, terminando así la temporada para el celeste. La sanción se originó en los reiterados insultos a los árbitros y expulsiones al dirigente Hernán Lewin.