Federico Camiña analiza el tercer encuentro de la serie donde Nacional se impuso a Welcome y quedó a un partido de semifinales.

Los dos equipos comenzaron defendiendo hombre a hombre, Nacional otra vez con la doble base desde el comienzo. Sarni fue sobre Sheard -primer partido para el extranjero en los playoff- y Taboada con De Gouveia. Moglia con Meira, Danridge emparejado con Glover y Eziukwu con Batista. Welcome dispuso a Glover con Sarni, De Gouveia con Moglia, Sheard con Taboada, Meira con Dandridge y Batista con Eziukwu.

En defensa Nacional salió con la misma estrategia: presionar la bola y quitarle segundos a la ofensiva rival, y lo consiguió. A Welcome le costó armar el ataque colectivamante. Si bien el Bolso repitió la doble marca sobre Batista en el poste bajo, el pivot asistió y surgieron goles cerca del aro a partir de los cortes y tiros claros después del extra pase. Glover se encargó de la ofensiva y fue el más claro, jugó uno contra uno contra Danridge y anotó, en los dos primeros cuartos sumó 16 puntos. Delgado ingresó por Moglia y se hizo cargo de la defensa de Batista y Danridge volvió así a defender en la posición de alero, esta vez a Meira. El Tico se las ingenió nuevamente para defender a Batista, le pasó por adelante cada vez que pudo y lo incomodó de esa forma, el centro de la “W” terminó sólo con cuatro puntos el primer tiempo.

Nacional fue un poco más claro, corrió cuando pudo a partir de las perdidas de Welcome, algunas forzadas por la presión y otras no, Sarni asistió muy bien liderando los contraataques. Danridge desequilibró en el uno contra uno, ni Meira ni Aristimuño tuvieron éxito en su defensa, el extranjero se fue con 17 puntos al descanso.

Dentro de un trámite muy parejo se abrieron pequeñas rachas, fue una constante a lo largo del juego que rápidamente fueron absorbidas. Se fueron empatados en 38.

En ataque el comienzo del tercer cuarto fue goleado, Welcome estuvo certero desde el perímetro, dos triples de Sheard sumados a otros dos de De Gouveia, más lo que hizo Batista cada vez que recibió cerca del aro, no solo en el goleo sino también en la toma de segundos tiros, el juego no pasó por manos de Glover en el tercer cuarto.

Nacional encontró un gran pasaje de Taboada, más liberado por el gran trabajo que continuaba haciendo Sarni, Danridge siguió cómodo en cancha abierta sin variantes que pudieran frenarlo.

En el último se sumó Moglia en el goleo. Nacional leyó bien y utilizó la ventaja de Danridge en el poste bajo con Aristimuiño. Eziukwu creció en el goleo, aprovechando lo que generó Danridge, leyó los espacios para anotar. Pese a todo esto, el Bolso no pudo abrir grandes ventajas, cada vez que se escapaba, Welcome respondía con De Gouveia de larga distancia y Glover que se hizo gigante en el goleo, el extranjero estuvo finísimo en el final, Batista la recibió poco.

Nacional presionó siempre, lo sacó del trasalado a de Gouveia y lo dejó en el manejo a Aristimuiño, Sarni lo controló muy bien. La “W” nunca le encontró una solucion a la defensa de Danridge que liquidó el juego en una situacion de uno por uno contra Meira.

Dio vuelta la serie Nacional, fue práctico, presionó, no dejo jugar rápido al rival y por momentos leyó muy bien. Contó con el plus de su pareja de extranjeros que, otra vez, no fallaron.