Hebraica y Macabi empezó la LFB aplastando a Atenas por 115-24 en un partido en el que fue superior en todos los aspectos de principio a fin.

Macabi dominó desde un inicio. Presión en toda la cancha que no dejaba ni salir a las atenienses. Victoria Pereyra se aburrió de robar pelotas en primera línea. Dahiana Cartró encontró puntos fáciles aprovechando la diferencia de centímetros y la diferencia de a poco se fue disparando. Hebraica rotó pero las diferencias siguieron apareciendo, la segunda unidad siguió sumando, destacándose Antonella Ugolini con 7 unidades en el final del chico para la diferencia de 37-1.

Para el segundo chico Pierri probó variantes con un partido ya liquidado. Dio más libertades al equipo rival para salir para probar su defensa plantada. Está también le dio buenos resultados y a partir de ahí consiguió puntos varios de contraataque ante el lento balance defensivo de las de Palermo. Cartró siguió sumando y a su buen juego interno, demostró que corriendo la cancha también se siente cómoda. Da Costa también aportó lo suyo en el final y el score creció a 68-9.

Minutos para varias U19 en los terceros 10 minutos de partido pero la tónica siguió siendo la misma. Pierri volvió a alinear a su segunda unidad en el arranque del último cuarto para darles rodaje. Las macabeas dejaron marcadas las huellas en el flotante de Atenas de tanto correr la cancha y demostraron mucho juego colectivo, anotando mayoritariamente tras asistencias. Para destacar el trabajo de Romina D’Alessandro que mostró muy buenas cosas en un partido de primera, siendo aún U15. Fue amplia victoria de la visita en un encuentro que le sobraron 35 minutos.

A pesar de la enorme diferencia, Atenas cuando pudo salir demostró algunos buenos movimientos en ofensiva que permitieron encontrar jugadas de doble y falta. Un inicio para un equipo que hace sus primeras armas en femenino y que todavía le queda muchísimo por construir y que chocó con un candidato al título.

Dahiana Cartró fue la goleadora con 25, secundada por Jessica Da Costa con 17. En Atenas, quien más anotó fue Micaela Garbarino con 6.