Aguada derrotó a Urunday Universitario y dejó en jaque a su rival. Tras el encuentro, Basquet Total fue tras la palabra de Miguel Barriola.

“Esto es lo que vinimos a buscar desde el primer momento, tratar de poner la serie a favor nuestro y creo que lo logramos de gran forma” fueron las primeras palabras del polifuncional jugador aguatero entre fotos y abrazos de los simpatizantes.

El estudioso se plantó de igual a igual al “1” de la temporada y por momentos lo tuvo a maltraer al conjunto rojiverde: “Sabíamos que la diferencia del primer partido era irreal. A ellos no le salió nada. No le entraban los tiros, no gravitaron los grandes y teníamos en cuenta que ese no era el encuentro que se iba a volver a vivir. Ellos cambiaron unas cosas, nosotros no logramos entrar con la intensidad defensiva que tuvimos en el primer partido, nos anotaron 44 puntos en el primer tiempo. Logramos ajustar la defensa en el entretiempo, estuvimos más ásperos y lo logramos cerrar de buena manera”. 

Barriola, quien había abandonado el campo de juego en el primer juego de la llave, no entró de titular pero realizó un gran juego jugando de igual a igual con el resto de los compañeros: “La sanidad de Aguada hizo un trabajo bárbaro. Tengo un esguince interno, que por tener esa característica hace que no se me inflame el pie, por lo tanto la recuperación se hizo rápida y de forma directa. Con Mauricio (preparados físico) y Nicolás Arrieta -doctor rojiverde- hicimos un trabajo bárbaro. Hice ejercicios diferenciados en los primeros días, mucho hielo, mucha recuperación y por suerte aunque la molestia esté, pude jugar de buena formas tras realizarme un vendaje especial”.

El aguatero se hace fuerte dentro del campo de juego y durante la temporada a salido adelante de momentos que sufrió por problemas propios y ajenos. El entendimiento entre los protagonistas es un pilar fundamental para Miguel: “Nos conocemos muy bien entre nosotros y tenemos una muy buena química de equipo. En ofensiva sabemos leer los momentos de cada uno como le tocó a Démian y luego a Andrew sobre el final. Cuando no está sabemos que aparece el otro. Igualmente, la solidaridad defensiva es lo más importante. Si nos cerramos todos y estamos todos compenetrados en defender, lo hacemos muy bien, como quedó demostrado en el segundo tiempo”.

Aguada y Barriola saben que la serie no está definida a pesar de haber sacado una ventaja importante. En el horizonte rojiverde se asoma la ilusión de conseguir la novena estrella: “Todos los equipos que estamos acá trabajamos y queremos el campeonato. Nosotros cerramos la fase regular de gran manera y además jugamos una liguilla muy buena con partidos con un nivel muy bueno. Por suerte mantenemos la racha en estos primeros partidos de playoffs y ojalá que podamos seguir manteniéndola. El Palacio nos sienta bien a nosotros, tuvimos muchos partidos acá, lo conocemos bien, tenemos buenos porcentajes y sabemos que se nos vienen partidos más complicados y necesitamos de todo. Urunday se va a venir con todo, no tiene mañana y va a ser responsabilidad de nosotros ser inteligentes, no dejarse llevar, tratar de cerrar la serie y luego ya enfocarse en lo que sería las semifinales si logramos pasar esta primera llave”.