Malvín derrotó a Hebraica por 73 a 71 y puso la serie 2-0 a su favor. Los dirigidos por Pablo López quedaron a un triunfo de barrer al actual bicampeón de la Liga Uruguaya.

Resumen del partido

Hasta el dìa de hoy, estos dos equipos nos habìan regalado el mejor partido de los playoffs 2018. El martes pasado se sacaron chispas, en un juego que necesitó de un tiempo suplementario para conocer al ganador.

El encuentro presentó un comienzo favorable al conjunto playero, que lastimando con el pick and roll que llevaban a cabo Nicolás Mazzarino y Harper Kamp, lograba abrir la primera ventaja del partido. El conjunto macabeo no encontraba en ofensiva ni a Leandro García Morales ni a Sebastián Izaguirre, por lo tanto, las únicas vìas de gol con las que contaban era la de su dupla de extranjeros, conformada por los panameños Jaime Lloreda y Michael Hicks. Sobre el cierre del primer periodo, parecía concretarse una pequeña reacción de Macabi, luego de una leve mejoría en el costado defensivo. Sin embargo, en el inicio del segundo con un par de anotaciones consecutivas de Juan “Pitu” Santiso desde el banco de suplentes, más el buen aporte de Marcel Souberbielle, Malvìn conseguía sacar una diferencia en el electrónico de 15 puntos (34-19). Con un par de bombas de Aguilera e Izaguirre, Hebraica se llegaba a poner a 7 unidades. Un triple sobre la bocina del inoxidable Mazzarino, le permitía a los de la Avenida Legrand marcharse al descanso largo al frente por 43 a 33.

Luego de haber tenido una floja primera mitad, en el inicio del complemento se pudo observar a un García Morales mucho más enchufado, buscando constantemente poder marcarse, para de esa manera abrirse y castigar desde más allá de los 6.75 metros. El buen momento del número 10, sumado a lo que continuaban aportando en ataque los panameños, ponía en partido a los dirigidos por Leonardo Zylberstein. Un parcial de 8-0 en los primeros cuatro minutos del último periodo, le daba la posibilidad a los macabeos de pasar al frente en el marcador. En el cierre del partido el triunfo pudo ser para cualquiera de los dos, ya que el score permanecía igualado en los minutos finales. Los comandados por Pablo Lòpez tuvieron dos hombres que fueron determinantes en el final, Kevin Galloway que puso un doble importantisimo y Marcos Cabot, que en la última ofensiva de Hebraica le robó la bola a Leandro, para posteriormente con dos libres terminar de sentenciar la historia. Finalmente, Malvìn se quedó con la victoria por 73 a 71 y de esta manera puso la serie 2-0 a su favor, quedando a un solo juego de meterse en semifinales.

 

 

UNO x UNO

HEBRAICA Y MACABI

Zanotta (5): Bien en la conducción, impreciso con el tiro. García Morales (5): Importante en la reacción, contraproducente en el cierre. Hicks (7): El que más aportó en el perímetro macabeo. Izaguirre (6): Abrió la cancha con sus triples, algo flojo en defensa. Lloreda (7): Le ganó el duelo personal a Passos, fue poco habilitado por sus compañeros. Aguilera (4): No repitió actuaciones anteriores desde el banco. Boston (3): En el rato que estuvo en cancha no realizó el trabajo sucio que suele ejecutar. Zuvich (5): No desentonó cuando le tocó ingresar al rectángulo. Medina (4): No logró soltarse en ataque. Zylsberstein (4): Le costó encontrar soluciones defensivas para frenar el pick and roll de su rival y en el cierre no pudo evitar que sus dirigidos equivocaran los caminos para llegar a la victoria.

MALVÍN

Cabot (6): Se cargó muy ràpido de faltas, robó una bola clave en la última defensa del partido. Mazzarino (8): El Destacado. Galloway (7): Habìa sido muy criticado en juegos anteriores, en la jornada de hoy no defraudó. Kamp (7): Fue clave para que el playero abriera la primera ventaja, lastimó junto a Mazzarino en el pick and roll. Passos (5): Alternó buenas y malas, generalmente perdió en el mano a mano ante Lloreda. Santiso (6): Mucha intensidad defensiva, prolijo en ataque. Souberbielle (6): Siempre aportando lo suyo desde el banco. Serres y Pomoli (-): Pocos segundos en cancha. López (7): Supo leer por donde tenía ventaja su equipo, consiguió cortar cada reacción del equipo macabeo.

_______________________

Lo destacado

Una vez más el hombre destacado en Malvín fue Nicolás Mazzarino. El salteño llenó de basket el Palacio Peñarol, primero dando una clínica avanzada de como ejecutar el pick and roll con el hombre grande. Luego, mostró como a sus 42 años se mantiene físicamente impecable, lo que le permite moverse todo el tiempo, con el objetivo principal de liberarse para poder lanzar sus tiros desde el perímetro. Como los argentinos llaman “El pibe de 40” a Manu Ginóbili, los uruguayos tenemos a “El gurí de 42” en el capitán del playero.

Lo distinto

Por temas de seguridad en todos los partidos que llevamos disputados de los playoffs, se coloca un pulmón en la tribuna de la calle Minas, para dejar un espacio libre entre la parcialidad que se aloja en dicha grada y el banco de suplentes de su rival. En este caso, la hinchada de Malvìn se ubicaba en esa tribuna, por lo tanto la separación tenía que ser contra el banco de Hebraica. Sin embargo, por un error de logistica de la seguridad, el sector que quedó vacio fue el que daba a espaldas del banco playero.

Galería de Fotos