Rodrigo Riera analiza las variantes tácticas que ofreció el partidazo donde Malvín le ganó a Hebraica en alargue.

En lo previo era el partido más lindo para ver tanto técnicamente como tácticamente. Son dos equipos donde hay jugadores clase A, muchos campeones y dos de los tres mejores jugadores de la Liga (Leandro Garcia Morales y Nicolás Mazzarino). Es una final anticipada,hay un favoritismo mínimo para Malvín.

Los dos arrancaron defendiendo hombre. Comenzó mejor Malvin, se notó desde el inicio a que quería jugar. Fue a buscar atacar a Leandro y utilizó mucho los picks Mazzarino – Hatila ya que Lloreda no hacía step y quedaba siempre atrás, lo que liberaba espacios para el tiro de Nicolás. Me gustó mucho Kamp, muy bueno técnicamente, jugó adentro y afuera, le dio mucho al equipo. Despues del tiempo Hebraica fue más prolijo pero terminó el cuarto con una falta de Hicks que no fue y lo condicionó. Se fue 25-21 el playero, destacaron los picks de Mazzarino ante Lloreda de un lado, del otro Leandro atacando al aro y un buen cuarto de Izaguirre.

Macabi sin jugar bien tenía el partido a tiro. Leandro armó el juego para él ya que no estaba Hicks y a Santiso le costó defenderlo. Malvin atacó apurado con Gallowey, pero seguía jugando los picks de Mazzarino a Lloreda, encontraron triples tras reversión tirando a pie firme. Cuando salió Zanotta el equipo se desordenó, y esa era una de las incógnitas de la previa. Hubo pérdidas ofensivas para Macabi y Malvin se fue siete arriba. Volvió Zanotta que debe estar en cancha la mayor cantidad posible de minutos en esta clase de partidos. Si bien terminó con pocos puntos, con los tiradores que tiene, él debe darle orden al equipo. El primer tiempo fue 40-34 a favor de Malvin con Kamp como figura y Souberbielle viniendo desde el banco. Además se vislumbraba que Hatila iba a ser fundamental tanto en ataque como en defensa. La diferencia debió ser más amplia ya que el playero jugó mucho mejor pero a impulsos individuales Hebraica la sacó barata.

Volvieron del descanso los dos con el equipo titular, marcando al hombre con las mismas referencias. Se vio la mejor versión de Hatila, impresionante jugando los picks con Mazzarino. Hicks empezó a asumir y la salida por faltas de Passos fue fundamental. Macabi puso un 12-0 pero enseguida llegó la cuarta de Hicks. García Morales volvió a tomar el partido para él para mantener la ventaja en el mejor pasaje ofensivo de Hebraica en la noche donde tomó muchos rebotes ofensivos y aprovechó que el rival defendió muy mal. Zuvich y Lloreda hicieron una buena dupla en ambas tablas -0 rebote ofensivo de Malvín-.

El último lo arrancó Leandro afuera para descansar y Malvín pasó demasiado rápido con los dos mejores minutos de Galloway en la noche. Hicks brilló en el momento señalado -Galloway no lo pudo defender- y Lloreda mejoró la defensa de los picks, se adaptó al ritmo de juego y le cortó al playero esa forma de generar desequilibrio. López sacó a Galloway y mandó a Mazzarino sobre Hicks que con su inteligencia lo defendió muy bien. Fue un cuarto muy parejo, tanto a tanto, hubo ofensivas sucias de los dos.

En el alargue los clase A de los dos equipos aparecieron. Cabot jugó su mejor pasaje del partido y Malvín sacó siete. Hubo un minuto clave de Zylbersztein, corrigió en defensa y Hebraica puso un 8-0 para pasar. Un error defensivo de Macabi en un saque lateral, le dio espacio a Mazzarino que metió un triple fundamental y después hubo una gran defensa de Souberbielle sobre Hicks que cerró el partido.

Hubo momentos para todos los jugadores, los primeros 15 minutos de Kamp fueron muy buenos y defensivamente con el step corto y largo complicó a Leandro, es tácticamente excelente. Mazzarino con su lectura para atacar los picks y el alargue de Cabot fueron extraordinarios. Más allá de eso, la gran figura fue Hatila Passos, Hebraica se sintió cómodo en los pasajes que él no estuvo en cancha.

La serie está abierta, puede pasar cualquier cosa porque son muy buenos equipos los dos.