Martín Frydman analiza tácticamente el buen triunfo de Aguada sobre Urunday Universitario para comenzar 1-0 arriba en la serie.

El número uno de la serie regular confirmó el favoritismo que traía en lo previo. Aguada empezó el partido con la clásica formación inicial (Federico Bavosi, Demian Álvarez, Federico Pereiras, Andrew Feeley, Jeremis Smith), mientras en Urunday debutó el nuevo extranjero (Dion Dixon) que ingresó como titular sumado a Manuel Romero, Emilio Taboada, Brian Craig y Kevin Young. Los dos equipos comenzaron el partido con defensa individual y en Aguada Federico Pereiras fue decididamente contra Emilio Taboada para sacarlo del ritmo de juego con una gran intensidad.

El inicio fue con goleo repartido y de paridad (15 iguales). Transcurrida la mitad del cuarto, Aguada con una defensa muy agresiva en primera línea logró forzar a Urunday a cometer pérdidas y pudo correr la cancha para abrir la primera ventaja del partido (20-15). El trabajo de Federico Pereiras en esos seis minutos de juego inicial marcó la intención por donde transcurriría el partido. Aguada mantuvo la intensidad defensiva, consiguiendo transiciones rápidas  de defensa-ataque anotando ocho puntos en los primeros siete segundos de cada ofensiva.

El ingreso de Miguel Barriola por Jeremis Smith tras el tiempo muerto le dio a Aguada en el costado ofensivo la posibilidad de abrir más la cancha, ya que con la formación de Urunday jugando con Brian Craig y Kevin Young le costó salir a defender en el perímetro, donde Barriola anotó dos triples. Urunday mandó a la cancha a Diego Soarez por Kevin Young para conseguir un emparejamiento en la posición de ala pivot. Aguada no solo encontró ventajas en los puntos de contraataque, sino también desde el juego establecido en el 5x5, donde Federico Bavosi lideró las ofensivas repartiendo el juego y anotando. En el cierre del segundo cuarto, Urunday no pudo contener la fluidez en ataque que Aguada generó desde rompimientos, descargas y pase extra. Los del Prado solo encontraron gol en ocasiones con Emilio Taboada en algunas situaciones de pick and roll. El rojiverde sacó una ventaja de 48 a 31 al cerrar el primer tiempo con 16 puntos de corrida, 4/12 en triples y 11 asistencias. Federico Pereiras convirtió 14 tantos y Federico Bavosi terminó con 13. En Urunday, Emilio Taboada con 9.

Los dos equipos ingresaron con sus formaciones iniciales al complemento. Urunday intentó cambiar el plan de juego  con una zona 2-3 con Manuel Romero y Dion Dixon en primera línea , pero no tuvo efectividad. Aguada, con cortes y juego de pases pudo seguir anotando con igual facilidad que durante el primer tiempo. El estudioso siguió sufriendo la intensidad y el ritmo impuesto por Aguada manteniendo agresividad en el perímetro para poder seguir corriendo, atacó desde el pick and roll en el juego establecido a Kevin Young y Brian Craig que lo sufrieron durante todo el partido.

Durante el tercer cuarto, Aguada continuó imponiendo las condiciones del partido y terminó 70-44 arriba y así sacó la máxima. Para el último cuarto los entrenadores decidieron rotar el plantel y pensar en el próximo juego.

El score final fue 76-64. Aguada terminó con 6/28 en triples (21%), 26/41 en dobles (63%) y 19 asistencias. Federico Pereiras fue el goleador del partido con 25 puntos: 2/7 en triples, 8/8 en dobles y 3/4 en libres. En Urunday, Brian Craig anotó 18 tantos: 1/1 en triples, 6/10 en dobles, 3/4 en libres + 7 rebotes.

El desafío para Aguada es mantener el grado de concentración que tuvo desde la agresividad defensiva que le permitió poder correr y hacer fluir su juego. El objetivo de Urunday es poder insertar a su extranjero (Dion Dixon) dentro de las ofensivas del equipo con mas tiempo de trabajo, mostró condiciones para el juego del uno contra uno y el pick and roll central.