El próximo lunes 21:45 dará comienzo una de las series de cuartos de final que quizás tiene mayor incertidumbre. Hablamos del choque entre Goes y Defensor Sporting, donde absolutamente cualquier resultado en la llave puede ocurrir.

Los resultados a lo largo de la temporada regular marcan una paridad interesante, en la primera fase fue un duelo para cada uno, y el desempate en la Liguilla se lo quedó el misionero en un partido extraño, donde prácticamente ya estaba “todo el pescado vendido” y los dos equipos sabían que salvo un milagro se iban a volver a enfrentar en playoffs.

De los duelos entre ellos hay varias cosas para destacar, la primera de ellas es que la victoria fusionada se dio en el partido por la primera ronda del torneo, allí donde los de Ponce ya se aseguraron un lugar en los playoffs, y desde entonces mucha agua pasó bajo el puente.

En Sporting ya no están ni Phillips, ni Frazier, ni Osimani (quienes también estuvieron en la victoria de Goes en la primera fase), también falta con aviso el juego colectivo que los del Parque Rodó mostraron en esa ronda y que no han vuelto a repetir.

Por el lado del misionero, las cosas fueron cambiando a lo largo del torneo y si bien en el primer partido que los enfrentó el entrenador era Daniel Lovera y la dupla de extranjeros era la de Albert Jackson y Rakim Brown, en los últimos dos partidos entre sí (ambas victorias de Goes) el equipo y cuerpo técnico ya era el mismo que comenzará los playoffs.

Dicho todo esto, de poco vale agarrarse de los antecedentes para tratar de analizar lo que puede suceder desde el lunes. Y así es como parece ser que todo puede suceder.

Por un lado está Sporting, una institución acostumbrada a pelear arriba, a jugar instancias decisivas de todos los certámenes que juega. Pese a esto tiene un plantel muy joven y en estas  instancias importantes pondrá a prueba tanto a Ponce como entrenador, como a Federico Haller como nuevo capitán desde la salida de Osimani, para ver si pueden comandar el barco rumbo a la siguiente fase.

Goes por su parte es todo lo que al hincha le gusta, en la primera fase de la LUB terminó la primera ronda a punto de jugar El Metro. Asumió el Colo Reig, cambiaron los extranjeros y hoy está a punto de comenzar a jugar playoffs con serias chances de pasar de ronda. El Palacio le va a sentar bien, es uno de los pocos equipos que tiene gente como para jugar por si solo en el máximo escenario. Y esa misma hinchada va a jugar casi como un sexto hombre para seguir llevando al misionero más arriba.

En cuanto a lo que puede suceder adentro de la cancha, una de las claves más importantes va a ser la zona pintada, sin dudas. Es un aspecto en el que Sporting está en el debe, ademas particularmente ante Goes baja su producción en la pintura. Mientras los dos extranjeros misioneros promedian entre ambos 22 rebotes por partido, en Sporting, Wachsmann y Haller (los dos de mejor promedio) tienen entre ellos poco mas de 14 rebotes por partido.

Sin dudas la individualidad de la serie la tiene Ponce, la figura de Sundiata Gaines, líder en anotación de toda la LUB desde que llegó, y ademas líder en anotación sin recibir asistencia (dato de Osvaldo de Arrascaeta), es una figura a tener en cuenta. Es un jugador que para nuestro medio a demostrado poder cargarse al hombro un equipo, hay que ver que es lo que sucede cuando llegue el momento de hacerlo. Una incógnita es Henry Walker, de enormes antecedentes. Llegará por Ebi Ere y deberá en un par de días meterse en la cancha en instancias decisivas. Tiene calidad, pero no es fácil.

Por el momento que vive y el viento en la camiseta con el que llega quizás Goes debería ser el favorito, pero no dar candidato a Defensor Sporting en una primera ronda de playoffs sería muy arriesgado, más teniendo en cuenta la figura de Gaines y la memoria colectiva de la institución fusionada, que en cualquier momento puede volver a aparecer.

Por todo esto desde el lunes a segunda hora, todo puede pasar…