El presidente de la Liga Uruguaya de Básquetbol, Daniel Morales diálogo con Basquet Total tras la suspensión del clásico, Aguada – Goes a jugarse en el Palacio Peñarol.

La decisión de la suspensión se dio tras una charla entre Alejandro Sánchez Varela (árbitro principal) y los capitanes de ambos equipos: “La decisión la tomaron los jueces en conjunto con los capitanes, la cancha imposibilita el juego, lamentablemente no hubo solución alguna para este problema y nadie previó el tema de la humedad”.

“Hoy al medio día ambos equipos entrenaron con normalidad, sin problema alguno y al llegar faltando media hora para el juego nos enteramos que el piso esta resbaloso y si bien se pasó el producto de Gómez, no hubo vuelta o solución alguna”, continuó.

Sobre las 21.30, el dueño del producto mágico para las canchas ingresó cual super héroe por las puertas de la calle Galicia pero las cosas no cambiaron, “Todos nos enteramos del estado del piso al llegar ahora de noche, porque al medio día ambos equipos entrenaron con total normalidad como dije anteriormente. Ahora hay un 88% de humedad y lamentablemente no se pudo jugar”.

Morales afirma que la re fijación traerá más público, “Creo que va a venir más gente, lamento mucho por la gente que vino hoy a ver el espectáculo. En cuanto al operativo de seguridad esperemos vuelva a ser bueno”.