Leandro Taboada tuvo un buen tercer cuarto en la victoria de Nacional 93-87 sobre Defensor Sporting, tras el partido el base habló de todo; playoffs en el Palacio y el tema del draft, donde fue uno de los poquitos jugadores de Liga que, estuvo desde el principio apoyando a sus colegas, por ejemplo a Maximiliano Botta en El Metro pasado.

Sobre la victoria, el oriundo de Yale dijo “Habíamos arrancado un poco fuera de ritmo la fase de la Liguilla, ahora pudimos retomar un poco y el resultado es positivo, más allá de los partidos que perdimos se definieron por detalles, ahora con Hebraica y hoy pudimos ganar con luz, sacar una ventaja y que no la puedan absorber que, era los problemas que estábamos teniendo”

“La gente ha sido espectacular con nosotros, nos ha acompañado desde el primer partido en Biguá que perdimos, a partir de ahí siempre estuvo y se ha portado bárbaro” y agregó sobre la presencia de Nacional en el Palacio Peñarol “Lo tomo como total naturalidad, más allá de un tema institucional, que pueda haber algún tipo de problemas, para nosotros los jugadores, el Palacio Peñarol es la mejor cancha que existe en nuestro país, y está bueno jugar ahí, esperemos que la gente acompañe, que sea una fiesta, que se tiña de los colores de Nacional esos días que jugamos nosotros, que no pase nada, que sea todo alegría”

Sobre el draft opinó “Fui a aquella reunión (de la BUA por el tema de Maxi Botta) y varias antes, hay mucha gente en la BUA que ya hoy no juega al básquetbol. A mí el primer jugador que me llevó a una reunión, cuando yo no me sentía jugador de básquetbol fue Diego Losada, me llevó y después lo hizo a mi casa; y eso me quedó, porque no estábamos buscando nada para él, y me quedó porque hay que tener cierta solidaridad, muchas veces  en esto de los reglamentos donde queda muchos vacíos legales a la hora de resolver, se dan ciertas injusticas con algunos jugadores que no lo merecen, en el caso de Newsome, los sub 23, D´Jellatian en este momento, me da la sensación que es injusto, y fui porque si algún día me toca, me gustaría que me acompañaran”

Complementó “Eso, trato de inculcarlo a los más chicos, porque les da cosa ir a una reunión. Porque el básquetbol es muy complicado, a los 18-19 años no sabes si vas hacer jugador de básquetbol o si vas hacer otra cosa, si te dedicas al estudio, si te van a sacar del plantel principal, no sabés. A los 34-35 años, se empieza a ver él después del básquetbol, porque no construís para tu futuro, sino el de los demás, es complicado cuando escucho las opiniones de ciertos periodistas cuando hablan de una agremiación sin saber, me da la sensación que se cometen muchas injusticas para con la BUA”

Subrayó “Tampoco se puede ir al choque siempre, hay situaciones, muchas injusticias que suceden en el medio del campeonato y reglamentos que se escriben de una manera, y con un espíritu, pero se terminan resolviendo con otro. En el caso de Malvín, fue uno de los que supuestamente interpretó el reglamento, que jugadores nacionalizados, no eran los mismos que jugadores nacionales, e inscribió a Hatila Passos como jugador elegible para el draft si no clasificaba a los playoffs y eso nadie lo sabe. Nadie lo pregunta, hay muchas injusticias, a los jugadores no se les pide la palabra, los dirigentes a veces hablan mucho tiempo, aunque nosotros no tenemos que hablar, tenemos que jugar, pero no se puede hacer un juicio de valor sobre ciertas cosas que no se tienen conocimiento”