Hebraica y Macabi derrotó como visitante a Urunday Universitario por 92 a 84. El “macabeo” se sacó la espina ante el “estudioso”, ya que estos últimos los habían vencido en los dos juegos de la temporada.

 

Resumen del partido

En el gimnasio de la Avenida Joaquín Suárez se veían las caras dos equipos que llegaban con una derrota en su última presentación. En la tabla de posiciones de la Liguilla los separaba solamente medio punto, por lo tanto, era un duelo que podía llegar a modificar la ubicación de ambos equipos.

El encuentro presentó un arranque favorable al conjunto visitante, que contaba con un inspirado Leandro García Morales, sobre todo en la generación de juego para sus compañeros. Con el correr de los minutos, el elenco local fue encontrando una mayor fluidez ofensiva, siendo importante para ello Emilio Taboada en el perímetro y Brian Craig en la zona pintada. Entre el cierre del primer periodo y el inicio del segundo, Macabi fue muy superior a su rival, marcando grandes diferencias, tanto en ataque como en defensa. En dicho pasaje del partido se destacaba la figura de Martín Aguilera, bien secundado por el panameño Michael Hicks, que en esta oportunidad salió desde el banco de suplentes. Los primeros 20 minutos del match se fueron con el visitante al frente en cifras de 47 a 36.

Cabe recordar que el “estudioso” afrontaba el juego con la baja de dos jugadores muy importante a lo largo de la temporada, como lo son Federico Álvarez y Diego Soarez. Como si esto fuese poco, en el segundo cuarto abandonó el rectángulo Carl Elliot, con un fuerte dolor en la espalda, que no lo permitió regresar a la cancha. A pesar de todos estos contratiempos, los dirigidos por Héctor Da Prá se mantenían en partido, aunque el control de las acciones continuaba siendo para los comandados por Leonardo Zylbersztein. El conjunto “macabeo” tuvo que afrontar muchos minutos sin la presencia de Izaguirre y Hicks, que se cargaron de faltas rápidamente. No obstante, los buenos aportes desde la banca de Agustín Zuvich y Facundo Medina, hicieron más que llevadera la ausencia de dos de las piezas más importantes del equipo. Finalmente, Hebraica se quedó con el triunfo por 92 a 84 y de esta manera sumó su primera victoria en la Liguilla, que le da la posibilidad de superar a su rival de turno en la tabla de colocaciones.

 

 

UNO X UNO

URUNDAY UNIVERSITARIO

Romero (5): Alternó buenas y malas, tuvo que jugar los 40 minutos. Elliot (4): Intermitente comienzo, salió por lesión en el segundo cuarto. Taboada (8): El mejor de Urunday, jugó e hizo jugar. Craig (6): Fuerte en el poste bajo, no desentonó. Young (4): impreciso en ataque, no pudo nunca con Freeman. Suárez (7): Muy buen ingreso desde el banco, mano caliente para el juvenil. Morena (4): No fue solución en la noche de hoy. Da Prá (4): Falló en el planteo defensivo, tuvo varias bajas que lo complicaron.

HEBRAICA Y MACABI

Zanotta (6): Le dio orden al equipo, casi que no tuvo descanso. García Morales (6): Si bien no estuvo fino con el tiro, apareció en el momento clave del encuentro. Aguilera (8): El Destacado. Izaguirre (5): Metió un par de bombas de afuera, se cargó rápido de faltas. Freeman (7): Una roca en la pintura, le ganó con luz el duelo a Young. Hicks (7): La clase al servicio del equipo. Medina (6): Intensidad en defensa, frescura en ataque. Zuvich (5): Buenos minutos de descanso para los internos. Rusch (-): Pocos segundos en cancha. Zylbersztein (7): Sorprendió dejando fuera del quinteto a Hicks, acertó colocando a Aguilera en su lugar.

_______________________

Lo destacado

Al ingresar al rectángulo de juego los cinco jugadores de Macabi que iban a iniciar el partido, muchos de los hinchas se vieron sorprendidos, ya que en el mismo se podía observar a Martín Aguilera, mientras que el panameño Michael Hicks se quedaba sentado en el banco de suplentes. El alero fraybentino fue la gran figura que tuvo Hebraica en la primera mitad, siendo pieza fundamental en defensa y en ataque. Se hizo fuerte en la captura del rebote ofensivo, anotando varios puntos de segundas oportunidades. El número 12 estuvo 25:45 minutos en cancha, en los cuales aportó 13 puntos (1/1 triples, 4/4 dobles y 2/2 libres), más 7 rebotes, 2 asistencias, 1 robo, 1 tapa y 2 faltas recibidas, para una valoración de 23, la más alta del partido.

Lo distinto

Leandro García Morales es sin lugar a dudas el jugador uruguayo más desequilibrante de la historia de la Liga Uruguaya. Nos tiene acostumbrados, a que noche a noche, su efectividad con los lanzamientos a media y larga distancia sean muy buenos. En la jornada de hoy tuvo uno de esos días en los cuales la muñeca derecha no estaba bien calibrada. El capitán de Hebraica falló 11 de los 13 triples que lanzó, incluso tres de ellos ni siquiera tocaron el aro. Sin embargo, como todo clase A puso una bomba importante, en un momento de reacción de Urunday Universitario.