En tres escenarios hubo amistosos de básquetbol femenino que sirvieron como preparación para el torneo de mayores que se viene, pero también como reinvindicación de un movimiento que cada vez toma más fuerza y se ha ganado su lugar en el deporte naranja.

El calendario marca el 8 de marzo como el “Día Mundial Internacional de la Mujer”. Una marcha multitudinaria se adueñó de las calles más importantes de cada departamento en Uruguay, miles de personas se proclamaron pacíficamente en pos de una lucha árdua pero constante, que no debe detenerse hasta alcanzar justicia e igualdad.

El básquetbol colocó su mojón. Los clubes organizaron partidos amistosos preparatorios para el comienzo de la Liga Femenina. Cordón recibió a Hebraica y Macabi, y Atenas a Paysandú. En Defensor Sporting, en tanto, se juntaron el local, Aguada, Capurro y Malvín.

No hubo resultados, esta vez no importaban, el objetivo era otro. Juntarse, jugar, disfrutar del deporte que aman y dar una señal inequívoca que el básquetbol femenino se sigue construyendo en crecimiento constante y realzando la figura de la mujer en el deporte.

¡Por suerte!

Por suerte cada vez son más los clubes que apuestan al básquetbol femenino, por suerte hubo jugadoras que marcaron el camino, una generación de solidarias y luchadoras que vencieron barreras y adversidades, y hoy son la guía de un montón de jóvenes que se ariman a prácticar el deporte. Por suerte cada vez son más. Por suerte hay autoridades en la FUBB que trabajan a destajo por el crecimiento del género, por suerte los medios que apoyan y difunden.

Por suerte cada vez hay más juezas, por suerte ya no “sorprende” verlas arbitrando en primera división como su capacidad lo indica. Por suerte en los clubes cada vez hay más Preparadoras Físicas, Doctoras, Kinesiólogas, Nutricionistas, Delegadas y mujeres que participan activamente de Comisiones Directivas.

No precisamente por producto de la suerte cada vez son más los “por suerte”. Hay que seguir construyendo, en esta causa de todos queda mucho avanzar, hay camino por recorrer.